David Hare afirma que pensar en el Oscar ante una guerra le hace sentirse "un payaso"

El guionista de 'Las horas' interpreta en Barcelona su monólogo teatral 'Vía Dolorosa'

El dramaturgo, director y guionista británico David Hare (1947) ha encontrado un hueco en la promoción de la película Las horas, del director Stephen Daldry, para mostrar en Barcelona su faceta menos conocida, la de actor (ofreció anoche en el teatro Romea su monólogo Vía Dolorosa). Hare firma la adaptación de la novela de Michael Cunningham en la que está basado el filme. La cinta opta a nueve oscars, entre ellos el de mejor guión adaptado, y su guionista dice que todo el equipo está emocionado con las candidaturas. Conocido por su compromiso social y político, afirma, sin embargo, que cuando piensa en el tema con la guerra de Irak en ciernes se siente "como un payaso".

El éxito de Las horas, que tardó tres años en gestarse, ha cogido por sorpresa a David Hare. "Pensábamos que sería una película para salas de arte y ensayo, pero en Estados Unidos se está proyectando en 1.000 pantallas simultáneamente", afirma satisfecho. Para él, se trata de "un excepcional ejemplo de sorpresa agradable, porque las artes del espectáculo suelen darte sorpresas desagradables".

Hare participó en todas las fases del proceso creativo del filme, "desde la primera palabra del texto" hasta el montaje, y habla con admiración del trabajo de las tres actrices protagonistas. A Meryl Streep la conocía desde que ésta protagonizara la versión cinematográfica de Plenty, escrita por Hare; con Nicole Kidman había trabajado también y considera maravillosa su evolución como actriz. Su mayor sorpresa ha sido Julianne Moore, con quien no había coincidido. "Ha sido un placer conocerla", admite, y describe su papel como "el más difícil, porque apenas dice nada en toda la película".

Creador multifacético, su obra se reparte entre el medio que más fama le ha dado, el cine (Plenty, Herida o Paris by nigth, de la que además de guionista fue director) y el teatro (Skylight, cuya versión catalana se representa actualmente en el teatro Romea de Barcelona, protagonizada por Josep Maria Pou, es una de sus obras más celebradas). Su trayectoria en este medio le ha merecido un gran reconocimiento, y es uno de los dramaturgos británicos contemporáneos de mayor proyección y reconocimiento.

Admite que si tuviera que escoger entre cine y teatro se quedaría con el último, porque en él la incertidumbre sobre el resultado es menor, mientras que en el cine "no hay equivalencia" entre el esfuerzo invertido en el filme en sí y la reacción que suscita.

Hare es un hombre de izquierdas que practica un teatro comprometido social y políticamente, aunque su intención es no ser partidista en el tratamiento de los temas, no dar soluciones, sino exponer una situación. Así lo hizo cuando escribió el monólogo Vía Dolorosa, una aproximación en primera persona al conflicto palestino-israelí. En 1997 recibió el encargo (formulado por Stephen Daldry, el director de Las horas, que procede también del mundo teatral) de viajar por la zona en conflicto para escribir una obra de teatro.

Lo que vio le impactó. "Yo pensaba que sabía mucho sobre el tema, pero me di cuenta de que no", admite. Y se planteó la obra como una forma de contar lo que había visto, de "arrojar luz sobre la situación sin emitir opiniones personales". También tuvo claro que debía ser él mismo quien se subiera al escenario para contarlo al público, y recurrió a Daldry para que le dirigiera. "Tuvo el coraje de ponerme en condiciones de actuar en sólo cinco semanas", agradece.

Abandono de EE UU

Vía Dolorosa, un monólogo que supuso su debut como actor, se estrenó en el Royal Court Theatre de Londres en 1998. Hare la representó hasta el año siguiente y, tras una larga pausa, la retomó el pasado verano, después de la segunda Intifada. Anoche la representó, en función única, para el público de Barcelona, dentro de un ciclo dedicado a su obra organizado por la Fundación Romea y el British Council. Hare se lamenta de que, en todo este tiempo, el conflicto no se haya solucionado, y critica "el abandono de Estados Unidos, que había prometido mediar" para solucionarlo.

En su análisis de la situación, afirma que "los israelíes están absolutamente desesperados por su propia situación y han votado a un Gobierno que es autodestructivo", mientras los palestinos, "en su desolación, no tienen muchas posibilidades de construir un Gobierno democrático". Considera imprescindible intervenir en Oriente Próximo, "pero no iniciando una guerra contra Irak, porque no tiene nada que ver", afirma. Tras la pausa de su actuación en Barcelona, David Hare tiene previsto retomar la promoción de Las horas, en la que, según admite, "estoy entregando mi vida y mi piel".

El dramaturgo David Hare, ayer en Barcelona.
El dramaturgo David Hare, ayer en Barcelona.CONSUELO BAUTISTA

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 24 de febrero de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50