Benissa crea un consejo asesor para lograr un desarrollo urbano sostenible y evitar conflictos

Los vecinos y la asociación contra los abusos urbanísticos aplauden esta pionera iniciativa

En la política urbanística participan todos. Bajo esta premisa nace el Consell Municipal d'Urbanisme i Medi Ambient del Ayuntamiento de Benissa, integrado por 35 miembros en representación de vecinos, constructores, arquitectos, políticos y ecologistas, que se encargarán de asesorar y marcar la línea que en materia urbanística seguirá este municipio turístico. El alcalde, Juan Bautista Roselló, del PP, confía en que el nuevo ente municipal permita alcanzar un "desarrollo urbano sostenible" con la participación ciudadana. Los dictámenes no serán vinculantes.

Más información
Vecinos de Nàquera increpan otra vez al alcalde por sus planes urbanísticos

Ante las fuertes críticas y movilizaciones por las consecuencias no previstas por la aplicación de algunos artículos de la Ley Reguladora de la Actividad Urbanística (LRAU) y por los abusos que se están produciendo entre algunos propietarios, el Ayuntamiento de Benissa, en manos del PP, presentó ayer los estatutos para la inmediata creación de un innovador Consell Municipal d'Urbanisme y Medi Ambient. "De todos es conocida la polémica suscitada por una inadecuada aplicación de la LRAU o la falta de transpariencia y participación de los agentes sociales en los planes urbanísticos de los ayuntamientos", declaró el alcalde, Juan Bautista Roselló, del PP.

Para evitar estas situaciones el Ayuntamiento de esta localidad de 12.500 habitantes de la Marina Alta, y con uno de los términos municipales más grandes de la provincia de Alicante (69 kilómetros cuadrados), ha constituido este Consell Municipal d'Urbanisme, que estará integrado por 35 miembros y se reunirá cada tres meses. El alcalde explicó que representantes de asociaciones vecinales, ecologistas, arquitectos, aparejadores, empresas constructoras, abogados, técnicos municipales de urbanismo, sindicatos de la construcción, comerciantes, empresarios, asociación de amas de casa y consumidores, jubilados, partidos políticos y entidades cívicas y culturales integrarán este Consell, que para conseguir mayor operatividad constituirá una comisión permanente que se reunirá cada dos meses.

Participación de todos

Juan Bautista Roselló considera necesario constituir este órgano consultivo, pionero en los ayuntamientos valencianos, para evitar abusos urbanísticos. "Sus dictámenes no serán decisivos, pero es evidente que no se adoptará una decisión política contra los criterios del Consell", avanzó el primer edil, quien confía en que el nuevo órgano sea muy ágil en el debate y en las resoluciones.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El Ayuntamiento de Benissa se encuentra en estos momentos en la recta final de la aprobación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). Su visto bueno definitivo lo dará la dirección territorial de Obras Públicas a principios de marzo. El nuevo planeamiento contempla la declaración de un 35% del suelo del término municipal como no urbanizable de especial protección. Otro 35% se reserva como no urbanizable y el 30% restante se declara suelo urbano. Esta localidad, con cuatro kilómetros de costa, está desarrollando numerosos planes urbanísticos que buscan, según explicó su alcalde, la "sostenibilidad" y la mayor participación posible entre todos los afectados.

Charles Svoboda, presidente de la asociación Abusos Urbanísticos No, manifestó ayer su satisfacción por esta propuesta que ha introducido "ciertas mejoras que van hacia una nueva y mejor dirección en el proceso de participación ciudadana en las decisiones que afectan a todos".

El representante de este colectivo aplaudió la "estrecha colaboración" que a partir de ahora se tendrá con la Administración pública en materia urbanística, y confía en que esta iniciativa se extienda a otros municipios de la Comunidad.

Aunque reconoció que el PGOU se encuentra en su fase final de aprobación, el alcalde dijo q ue es "un documento vivo en constante modificación, y en este momento serán los vecinos los que aporten sus opiniones", explicó Roselló.

El Consell también se encargará de asesorar al Ayuntamiento de Benissa en materia medioambiental, ya que elaborará un plan estratégico para la implantación de la Agenda Local 21. "Buscamos un desarrollo sostenible de la localidad, respetando el medio ambiente y al mismo tiempo buscando el desarrollo urbano", resumió el alcalde.

Sin embargo, algunos representantes vecinales y de los partidos en la oposición se mostraron ayer más escépticos al considerar que este Consell, con cuatro reuniones anuales y 35 miembros, será "poco operativo", y temen que las opiniones de los constructores o de los promotores tengan más peso que la de los vecinos afectados.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS