Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

José María Tasso, el actor que se soplaba el flequillo

José María Tasso Tena formó parte de la historia del cine español, dentro del grupo de actores cuyo rostro nunca ha sido estampado en las grandes carteleras de la Gran Vía madrileña, pero de los que dejan huella a su paso por una película.

Tasso Tena Se hizo famoso soplándose el flequillo junto a Marisol en películas como Ha llegado un ángel, y terminó trabajando en un papel secundario en la serie televisiva Petra Delicado, junto con Ana Belén y Santiago Segura.

El domingo murió en un hospital de León, donde no superó una operación de peritonitis posterior a un proceso tumoral en el colon, pero con la suerte de haber podido celebrar su 69 cumpleaños junto a sus hijos y nietos justo 24 horas antes.

Popularmente conocido como Tachuela, dejó los estudios de Medicina cuando contaba con 19 años, y empezó a recorrer los despachos de las productoras. Su presentación siempre fue una foto de carné en la cartera, por si caía algún papel, para preguntar de inmediato "¿dónde hay que firmar?".

Tras un largo paréntesis, donde cambió los platós del cine por la barra de un bar en La Granja (Segovia), su residencia durante 30 años, coincidiendo con una de las crisis que periódicamente hacen tambalear a la industria cinematográfica española, Alfonso Ungría le dio un papel de coprotagonista en La conquista de Albania. Y vuelta a empezar, esta vez ya con 49 años.

No renunciaba a su trabajo con Pepa Flores, pero tampoco le gustaba que le encasillasen demasiado en aquella etapa, en la década de los años sesenta, donde también rodó junto a Rocío Durcal. Anteriormente, ya hizo un papel de seminarista en una película de José María Elorrieta, que nunca llegó a proyectarse, aunque le proporcionó otro trabajo ante la cámara, esta vez de carterista.

De Summers a Almodóvar, en películas y series, ha quedado el poso de Tachuela, actor de los de delante y detrás de la cámara, en el escenario de la vida, donde felicitaba el año en cualquier época, porque de lo cómico sale la sonrisa que logra suavizar la cruda realidad.

Sus restos mortales recibirán sepultura en la capital leonesa hoy, martes, durante una íntima ceremonia fúnebre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de febrero de 2003