Detenido en Holanda el novio de la médico desaparecida en Tarragona

La policía pide su extradición para saber dónde está Gloria Sanz

La policía holandesa detuvo ayer a mediodía en la ciudad de Amsterdam a Fernando Adalid Penas, el principal sospechoso de la desaparición de su novia, la médico de Tarragona de 28 años Gloria Sanz Silva, el pasado 18 de enero. La detención de Adalid, huido de España desde el pasado 23 de enero, se produjo a requerimiento de la policía española, que facilitó a los agentes holandeses los últimos movimientos de los establecimientos en los que aquél había utilizado su tarjeta de crédito.

Más información

La detención se produjo a las doce del mediodía y Adalid, de 32 años, no opuso resistencia.En el momento del arresto, el hombre se dirigía a extraer dinero de un cajero automático en la calle Van Woustraat, una avenida al sur de la ciudad, pese a llevar encima 3.000 euros en metálico. Feranando Adalid había pernoctado en un hotel durante toda su estancia en la capital holandesa.

La policía española ya ha tramitado la solicitud de extradición para que Adalid pueda ser interrogado por la juez que lleva el caso de la desaparición de su novia. Si la extradición se demora, se podría dictar una comisión rogatoria que permitiría que la juez española se trasladara a Amsterdam para interrogar al detenido.

La policía sabía que Fernando Adalid tomó el pasado 23 de enero un vuelo hacia Amsterdam y sabía que permanecía en esta ciudad por el movimiento de sus cuentas bancarias, de las que sacaba dinero con su tarjeta de crédito.

Este hombre es el principal sospechoso de la desaparición de Gloria Sanz, no sólo por su salida del país, sino por las contradicciones en las que incurrió al relatar sus actos el día de la desaparición de su novia, así como por las huellas de sangre halladas en el maletero del taxi con el que trabajaba, que coinciden con las que se encontraron en la casa de la médico.

La familia, sorprendida

La familia de Gloria Sanz se vio sorprendida al enterarse por la investigación policial sobre Fernando Adalid de que éste no había sido nunca profesor de inglés -así se lo había asegurado-, sino que llevaba diez años conduciendo un taxi en Barcelona. La pareja tenía planes de contraer matrimonio en el mes de octubre. Poco antes de la desaparición de la mujer, Adalid rompió con ella y después pretendió reanudar la relación para lo que Gloria le solicitó unos días de reflexión.

La familia de la médico se mostró ayer aliviada al conocer el arresto de Adalid, de quien esperan que confiese pronto dónde está Gloria. "La esperanza no la pierdes hasta el final. A veces la tenemos y a veces no, pero esperamos que nos digan pronto dónde está Gloria", afirmó Cristina Sanz, hermana de la desaparecida. La portavoz de la familia, Yolanda Buendía, aseguró que la detención del novio "abre una puerta a la esperanza y a que nos diga dónde tiene a Gloria o dé pistas. Creemos que ahora ya todo vendrá rodado y se verá quién es el culpable".

Gloria Sanz desapareció el pasado 18 de enero cuando se dirigía a su trabajo, en el ambulatorio Sant Pere de Reus. Una vecina del inmueble en el que vive Gloria con sus padres aseguró a la policía haber visto ese día un taxi de Barcelona en el aparcamiento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 04 de febrero de 2003.

Lo más visto en...

Top 50