El Barcelona endurece sus medidas de seguridad

La directiva del Barcelona instalará plafones informativos que prohíban la entrada en el recinto del Camp Nou de esvásticas, al igual que hará lo propio con los cascos de vidrio, los cuchillos, las latas, las bengalas y los mecheros. La medida de vetar las banderas de ideología nazi, utilizada a veces por los sectores más radicales de los Boixos Nois, está incluida en el plan de seguridad elaborado por el club tras los incidentes ocurridos en el último Barça-Madrid, cuando Figo sufrió una lluvia de objetos. El club quiere recurrir al Comité Superior de Disciplina Deportiva el cierre del campo por dos partidos.

El plan, divulgado ayer por el Barça a través de su página web, está estructurado en 20 medidas para prevenir incidentes, mejorar la formación de los vigilantes y aplicar reformas en el estadio. La junta colocará redes gigantes detrás de las porterías para frustrar el lanzamiento de objetos y un muro de vidrio que rodeará el perímetro del terreno para impedir la invasión de espectadores. El programa se completará con la ampliación del circuito de televisión, que sólo funcionaba en el Camp Nou, a todas las dependencias del recinto (Palau Blaugrana y pista de hielo...) y la colocación de nuevos filtros para impedir el acceso de personas ajenas al club. La inversión global asciende a unos dos millones de euros.

Gerard, un mes de baja

El Barça, por otra parte, reanudó ayer los entrenamientos satisfecho con el punto arrancado en La Rosaleda. "Estuvimos bien en la defensa, pero nos faltó el gol", dijo Puyol, que se sumó a la tesis del técnico, Louis van Gaal, que piensa que el Barça aún puede ganar la Liga. "Los números dicen que es posible ser campeones", dijo, "pero prefiero no pensar en eso".

Las bajas, mientras tanto, siguen torturando al equipo. Las lesiones de Andersson, Christanval, Navarro y Reiziger -quiere ir traspasado y no cedido al Manchester City- obligaron a Gerard a jugar ante el Recre y el Málaga de central. El jugador sufrió en La Rosaleda una lesión en el menisco de la rodilla izquierda asociada con el ligamento posterior que le tendrá como mínimo un mes de baja.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 14 de enero de 2003.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50