Las familias gitanas acampadas en Castellbisbal dejan la población

Las familias gitanas que acampaban desde el pasado jueves en un polígono industrial de Castellbisbal abandonaron ayer la zona. A las diez de la mañana, hora a la que finalizaba el plazo dado por el Ayuntamiento para que se marcharan, algunos aún ultimaba los preparativos para abandonar el polígono Los Herreros y dirigirse a Francia para celebrar una supuesta boda. El alcalde de Castellbisbal, Joan Play, dijo sobre la boda que los acampados tenían previsto celebrar: "Todo ha sido una farsa. Es una historia que van explicando porque hablar de bodas es idílico y a la gente se le enternece el corazón". Uno de los acampados se mostró "muy enfadado por el trato recibido". "Vivimos en España, que es nuestro país, y nos echan", añadió.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS