Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aguas de Valencia recorta un 20% los resultados avanzados en 2002

La empresa asegura a la CNMV que Hernández alteró las cuentas

Aguas de Valencia remitió ayer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) una revisión de la información económica y financiera avanzada a lo largo de los tres primeros trimestres de 2002 que entraña un recorte del 20% en los resultados antes de impuestos del grupo y su sociedad dominante. La misma comunicación atribuye a la dirección general la modificación de los criterios contables.

La modificación en los criterios contables aplicados por "la dirección general" de Aguas de Valencia en los informes remitidos a la CNMV durante los tres primeros trimestres de 2002 se habría traducido, de acuerdo con los resultados de la auditoría revisada el jueves por el consejo de administración de la sociedad, en un aumento irregular de 1,7 millones de euros de los resultados ordinarios antes de impuestos del conjunto del grupo y de 970.000 euros en los resultados de la sociedad dominante.

La información remitida en su día a la CNMV cifraba en 7,6 millones de euros los resultados del grupo y elevaban a 5 millones los resultados de la sociedad dominante.

Según la nota remitida a la CNMV, "los administradores desconocen los motivos por los que su dirección general no aplicó criterios contables similares a los que venían aplicándose en ejercicios anteriores". La nota recuerda que la verificación de tal modificación, detectada por los administradores el pasado 10 de diciembre, desembocó en el despido de Aurelio Hernández, consejero delegado, y Francisco Pontes, su sucesor en la dirección general de Aguas de Valencia.

Prudencia valorativa

La empresa subraya en la nota remitida a la CNMV la preeminencia del principio de "prudencia valorativa" que consagra la legislación española y detalla que los responsables ejecutivos de la sociedad dejaron de imputar como gastos dos partidas que sumaban 364.000 y 229.000 euros a finales de septiembre correspondientes a "gastos de licitación de concursos no ganados, de prospección de mercados y otros gastos comerciales", por un lado, y a "gastos a distribuir en varios ejercicios", por otro. También detecta un gasto no consignado correspondiente a "provisiones que habían sido canceladas inadecuadamente" por un total de 300.000 euros a finales de septiembre.

Respecto a los ingresos, la empresa explica que la dirección "registró anticipadamente" contra el "principio de prudencia valorativa" una partida que se elevaba a 703.000 euros a finales del tercer trimestre. Finalmente, anula otro ingreso "extraordinario" de 150.000 euros "clasificado como menor gasto de explotación".

En una segunda comunicación, Aguas de Valencia anuncia el relevo en la vicepresidencia segunda del consejo de Juan Antonio Girona, representante del Banco de Valencia, por Eugenio Calabuig, representante de FACSA.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de enero de 2003