Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El nuevo líder de las juventudes del PSE arremete contra el PP

Madina, víctima de ETA, acusa a los populares de no creer en la democracia

Eduardo Madina fue elegido ayer secretario general de las Juventudes Socialistas de Euskadi (JSE) con el 84% de los votos, en un congreso que anoche debatía una ponencia política que contempla una eventual consulta al pueblo vasco en ausencia de violencia. Las virulentas críticas del secretario general del PP, Javier Arenas, a ese texto fueron contestadas a su vez por el nuevo líder de los jóvenes socialistas vascos, mutilado en un atentado de ETA, con duros reproches a los populares, a los que acusa de no creer en la democracia.

Madina, de 26 años, compareció ayer ante los medios de comunicación a última hora de la tarde tras haber sido elegido, con el 84% de los votos, secretario general de las JSE, puesto al que sólo él aspiraba.

Con la ponencia política que alude a una eventual consulta popular sobre el encaje de Euskadi en España aún en fase de enmiendas, el nuevo líder de los jóvenes socialistas vascos se limitó anoche a señalar respecto a ese punto polémico que su formación no se niega a debatir las posturas de otros partidos en ausencia de violencia. No obstante rechazó que esa prioridad del lehendakari, Juan José Ibarretxe, sea la suya y reiteró sus críticas al plan soberanista dibujado por el jefe del Ejecutivo de Vitoria en septiembre pasado. Así, dijo que su interés es "la vida, la unidad de los partidos, la autonomía en un España plural y la construcción de una Europa ampliada".

Pero, tras recordar a los que le han precedido en el cargo, Madina se lanzó con indignación a contestar a las acusaciones de Arenas, quien situó a los autores de la ponencia política de las JSE en la órbita del nacionalismo. El dirigente popular llegó incluso a mostrarse convencido de que el secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, uno de los firmantes con Arenas del Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo y que hoy clausura el V Congreso de las JSE, desautorizaría dicha propuesta.

Madina se lamentó de que sea su organización, que siempre ha "defendido, la democracia, la Constitución y el Estatuto", la que tenga que dar explicaciones sobre su posición, cuando es a los populares a quienes se les nota cuando hablan que no "creen en la democracia". "No le permito a Arenas, que nos diga por dónde ir", clamó.

Madina afirmó rotundo que tampoco admite acusaciones de "filonacionalismo" y le dijo a Arenas que no creía necesario que le enviara su currículum y su parte hospitalario. ETA intentó asesinar al joven dirigente socialista con una bomba lapa adosada a los bajos de su vehículo el 19 de febrero pasado. Sufrió la amputación de una pierna.

El líder de las JSE insistió en que su compromiso es "social" y que busca una sociedad "libre, tolerante, que dialogue, transversal y plural". Así pidió el reconocimiento del libre pensamiento como valor republicano. "Vale de pensar en el territorio. Es el tiempo de la solidaridad", indicó al PP y al PNV.

Asimismo dijo que el PP desde "su posición de no diálogo" condena a Euskadi al bloqueo político e institucional, a "no dudar y reflexionar", "a la muerte". Para eso el PP no debe contar con ellos, sentenció y pidió "que lleguen vientos de libertad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 15 de diciembre de 2002