Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UPV considera que el acuerdo del Ejecutivo respalda los pluses salariales

El lehendakari, Juan José Ibarretxe, anunció ayer personalmente la aprobación por el Consejo de Gobierno y el envío al Parlamento del proyecto de ley que crea el Observatorio de Derechos Humanos diseñado por el ex director general de la Unesco Federico Mayor Zaragoza. Ibarretxe no aclaró si llegó a ofrecer a éste la dirección del organismo y se limitó a afirmar que con la entrega del proyecto ha cumplido su compromiso. Hasta en tres ocasiones ha estado prevista por Presidencia una presentación conjunta por Ibarretxe y Mayor Zaragoza del proyecto, que finalmente se frustró al desvincularse del futuro del mismo su autor.

Tanto PP como PSE mostraron ayer su rechazo al proyecto, al estimar que el futuro organismo será puesto al servicio de Ibarretxe y de su política y que el lehendakari se ha garantizado su control.

Aunque el acuerdo del Consejo de Gobierno no menciona expresamente el pago de pluses al profesorado, el Rectorado considera que, "gracias a este primer pronunciamiento oficial" del Ejecutivo sobre el déficit, "el pago de los complementos, que inaugura un sistema de remuneración público ajustado a criterios de mérito, esfuerzo y productividad, podrá asentarse definitivamente dentro de la universidad pública vasca", según afirmó en una nota difundida por la tarde.

El Rectorado espera culminar un convenio con el Departamento de Educación que regule la financiación de los complementos que paga desde hace 23 meses al profesorado sin respaldo económico por parte del Gobierno. El Ejecutivo autonómico precisó que la solución acordada en la comisión tripartita debe enmarcarse "dentro de la práctica del buen funcionamiento administrativo" y reiteró su "apoyo a la universidad pública".

No obstante, la UPV cerrará el ejercicio de 2001 con déficit. El Consejo de Gobierno acordó que las aportaciones definitivas con las que la UPV debe contar para el ejercicio del año pasado son los 223,2 millones de euros de subvención ordinaria y la aportación extraordinaria de 16,7 millones decidida hace dos meses para saldar el déficit generado en la Universidad por el impacto de la prórroga de los Presupuestos de la comunidad autónoma.

El Rectorado pidió el cese de las "descalificaciones" contra la UPV y sus gestores, y se felicitó de que el Gobierno "destierre de este debate ciertas expresiones vertidas durante los últimos días [por Iztueta] como 'delito' o 'ilegalidad' para referirse a la asunción de un déficit presupuestario". Admitió, sin embargo que el déficit es un "problema que perjudica notoriamente al funcionamiento de la Universidad, a su crédito público y a los derechos de sus docentes".

El rector, Manuel Montero, informará sobre la situación generada por el agujero económico esta mañana en una reunión extraordinaria del Consejo de Gobierno de la UPV. El sindicato UGT instó al profesorado a acudir a la reunión para exigir la continuidad de los complementos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 11 de diciembre de 2002