Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'Campo de Agramante' publica textos inéditos de Quiñones

El segundo número de la revista literaria Campo de Agramante, editada por la Fundación José Manuel Caballero Bonald, fue presentado ayer en Jerez de la Frontera por su director, Jesús Fernández Palacios, y los poetas Pablo García Baena y Josefa Parra. Esta nueva entrega incluye el texto autobiográfico que el premio Nobel portugués José Saramago leyó el pasado año en el congreso Literatura y memoria. Campo de Agramante dedica un amplio espacio a la memoria de Fernando Quiñones, compañero de Caballero Bonald en la generación del 50, incluyendo un fragmento de la novela inédita Culpable o El ala de la sombra y sendos artículos críticos de José María Pozuelo Yvancos y Manuel Ramos.

Otro de los informes de la revista recopila la correspondencia entre Caballero Bonald y los poetas forjados en torno a la revista colombiana Mito, entre los que destacan Jorge Gaitán, Eduardo Cote Lamus, Hernardo Valencia Goelkel, Fernando Charry y Pedro Gómez Valderrama. En estas páginas, Caballero sitúa a Mito 'entre las más decisivas avanzadas de la literatura mediosecular en lengua española', gracias al 'poder de un lenguaje nuevo que pudo más que los consabidos atascos de la tradición'.

Generación del 50

La atención que Campo de Agramante pretende prestar a la llamada generación del 50 dentro y fuera de España también se hace patente en este número con las colaboraciones del cubano Manuel Díaz Martínez y la portuguesa Ana Hatherly. Completan el sumario un relato corto del escritor sanluqueño Félix J. Palma y una serie de reproducciones del diseñador Fernando Medina. Finalmente, Campo de Agramante incluye una selección de notas y reseñas principalmente dedicadas a libros de autores de la Generación del 50 o relativos a esta etapa literaria. Fernández Palacios afirmó que las reseñas 'vienen a llenar un vacío crítico en el ámbito de las actuales revistas gaditanas'

El director de la revista también afirmó que la publicación 'está en vías de consolidación, como suele suceder en un proyecto que apenas comienza, limando carencias de continente y contenido y confiriéndose una personalidad propia'. 'Confiamos en que esta línea pueda continuar y añadir nuestra aportación al gran mosaico de revistas literarias españolas', afirmó.

El director de Campo de Agramante sugirió la posibilidad de que la periodicidad anual de esta publicación pueda ser semestral a corto plazo y aseguró: 'Nos sentimos herederos de las grandes revistas gaditanas de este siglo como Isla, Platero, Fin de siglo o RevistAtlántica'.

Fernández Palacios también adelantó que el próximo número irá dedicado al malogrado novelista Alfonso Grosso y tratará de rescatar del olvido a Pedro Pérez-Clotet, Juan Ruiz Peña y Juan Valencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 14 de noviembre de 2002