Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:FLAMENCO-POP

Hay futuro

Juanjo Valmorisco, músico y pinchadiscos vocacional, llevaba años intentando materializar una intuición. En sus sesiones de baile jugaba con Camarón y otras voces raciales fundiéndolas con un fondo electrónico. Valmorisco, alias DJ Tano, pensó que saltarían chispas si se trabajaba con flamencos de carne y hueso, sobre una base digital. Tres meses de labor en su casa estudio dieron lugar a un disco autoeditado, Digitano. Una aventura a la que se sumaron Antonio Carmona, Tomasito, Curro Navajita, Falo, La Tana y los que se apuntaron a la presentación.

Valmorisco supo convertir la presentación de Digitano en un evento. Las clásicas sillas de enea del escenario sostenían unos reproductores Pioneer. Detrás de ellos, Valmorisco se arrancó con uno de sus grandes éxitos de pinchadiscos, el Soy minero, de Antonio Molina, escracheado sobre un colchón maquinal. Entraron a continuación los cómplices; juntos, desarrollaron un concierto escueto, nueve piezas en poco más de una hora.

Digitano

Valmorisco (DJ, animador), Nono García (guitarra), Pepe Haro (guitarra), Elena Andújar (voz), Eva Durán (voz, palmas), Antonio Santiago (voz, palmas), Josito (percusión), Charid el Hadji (percusión). Sala Caracol, Madrid. 10 de octubre.

Digitano provocará infartos entre los puristas, pero este proyecto busca conectar con oyentes curiosos y sacar de la rutina a las producciones de pop aflamencado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de octubre de 2002