Isozaki proyecta una estructura gaudiniana para Illa Blanes

El arquitecto presenta a Pujol la maqueta del futuro complejo, previsto para 2006

El arquitecto Arata Isozaki explicó ayer que ha diseñado una estructura 'gaudiniana digitalizada', que recuerda al dragón de Gaudí, para la futura Illa Blanes, un complejo lúdico, creativo y cultural de temática mediterránea que proyecta para el frente marítimo de Blanes. Isozaki presentó ayer la maqueta y el proyecto de construcción al presidente de la Generalitat, Jordi Pujol.

El acto de presentación del proyecto, que está impulsado por el Consorcio Portal de la Costa Brava-Illa de Blanes, integrado por la Generalitat, la Diputación de Girona, el Consejo Comarcal de La Selva y el Ayuntamiento de Blanes, se llevó a cabo en el Palau de la Generalitat, donde se ha instalado la maqueta del nuevo complejo.

El complejo, que se espera inaugurar a finales del año 2006, supondrá una inversión de 173 millones de euros, aunque el secretario del Gobierno, Antoni Vives, no ha facilitado la aportación que cada una de las administraciones implicadas efectuará al proyecto.

El futuro complejo ocupará 80.000 metros cuadrados situados en el frente marítimo de Blanes, junto al casco urbano, y se espera que reciba anualmente 1,1 millones de visitas y que genere alrededor de 1.000 puestos de trabajo, según explicó el alcalde de la ciudad, Ramon Ramos.

Isozaki dijo que ha proyectado una estructura que recuerda al dragón de Gaudí alargándose hacia Sa Palomera, de cemento armado y con una cubierta ondulada de metal. Isozaki ha señalado que el complejo ha sido proyectado como un 'portal' tanto por su situación geográfica, en la puerta sur de la Costa Brava, como sus contenidos, que pretenden favorecer la entrada de nuevas formas de vivir y disfrutar del ocio, la cultura, el conocimiento y la creatividad.

El Mediterráneo, las nuevas tecnologías y la innovación técnica estarán en el trasfondo de todos los contenidos lúdicos y culturales de la Illa Blanes, que incluirá tres espacios diferenciados. El primero de ellos, denominado Open Park, dispondrá de un hotel con 250 habitaciones, un escenario para actuaciones, terrazas, restaurantes, comercios, un gran lago, jardines, cafeterías, juegos infantiles y un auditorio con capacidad para 500 personas, entre otros equipamientos. El núcleo central del proyecto lo constituye el segundo espacio, llamado Experience Park, dedicado al ocio relacionado con los grandes temas del Mediterráneo. El Creative Park será un espacio de innovación y creación que incluirá un centro de exposiciones y otro de creación interdisciplinaria en el que se organizarán encuentros de creadores internacionales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0004, 04 de octubre de 2002.

Lo más visto en...

Top 50