Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:JUAN I. CUARTERO | Ingeniero Agrónomo

'Me alimenta el sentimiento de justicia'

Ha logrado mantenerse invicto durante quince días de ayuno voluntario y asegura que aún tiene fuerzas para continuar su lucha. José Ingacio Cuartero, ingeniero agrónomo, concluye mañana en Almoradí una huelga de hambre para exigir la recuperación del río Segura.

Pregunta. ¿Cómo ha conseguido prolongar esta huelga durante dos semanas?

Respuesta. Antes ya había realizado diferentes ayunos y para esta huelga me he preparado bien. En las semanas previas he ido suprimiendo aquellas sustancias y alimentos que generan más toxinas, como el alcohol o el tabaco, en primer lugar, y la carne o los cereales a medida que se aproximaba el día clave. De este modo no he sufrido un cambio demasiado brusco en mi organismo. Pero más importante que la preparación física es la fuerza espiritual. Me he alimentado del sentimiento de justicia con mi tierra. Para mí ha sido fundamental el apoyo de la gente; su calor te infunde una energía brutal.

P. ¿Cuál ha sido el momento más duro?

R. El segundo día lo pasé francamente mal. Sufrí unos dolores de cabeza terribles y a este malestar corporal se sumaron otras circunstancias anímicas. Me fallaron algunas personas que se habían ofrecido a acompañarme en la huelga y me encontré completamente solo. El calor de la siesta, el agotamiento físico y la soledad me desmoralizaron porque esperaba que la gente de mi pueblo mostrara más sensibilidad.

P. ¿Falta conciencia cívica?

R. Sí. Durante esta huelga he aprendido mucho. Veo la realidad con más objetividad. Los políticos no tienen ningún escrúpulo y todavía queda mucho trabajo por hacer para concienciar a la ciudadanía del grave problema que sufre esta tierra. No sé si es por cobardía o por conformismo pero las personas de esta comarca se niegan a admitir que la contaminación del río está afectando a su salud. En Almoradí, por el contrario, he advertido mayor sensibilidad.

P. La semana pasada una juez de Orihuela dictó la apertura de un juicio por la contaminación del río, ¿cómo valora esta decisión?

R. Todo lo que contribuya a defender la verdad es positivo. Sin embargo, la fuerza que se necesita para erradicar el problema del río reside en el pueblo. Todos los habitantes de esta comarca debemos unirnos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 15 de septiembre de 2002