Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un banco y tres editoriales alemanes crean un consorcio para comprar Kirch Media

Tres editoriales y un banco alemanes se han unido para hacerse con Kirch Media, el corazón del imperio de comunicaciones creado por el magnate Leo Kirch que se disolvió con 6.500 millones de euros de deudas en junio pasado. La decisión sobre la compra entre las editoriales Augstein, Springer y Bauer, y el segundo banco más importante de Alemania, el HypoVereinsbank, se podría tomar el 1 de agosto, en la próxima reunión de acreedores. La ya llamada 'solución alemana' para el caso Kirch Media fue anunciada ayer en Hamburgo por la editorial Springer.

El banco bávaro HypoVererinsbank y la editorial de Hamburgo, Rudolf Augstein, que publica la revista semanal Spiegel, anunciaron ayer que se sientan a la mesa a estudiar, junto a las editoriales Axel Springer y Heinrich Bauer, la creación de un consorcio para pujar por la compra de Kirch Media.

Juntos analizarán en los próximos días las condiciones económicas de la adquisición, que, según algunas estimaciones, podría rondar los 3.000 millones de euros. Springer y Bauer se habían decidido ya en junio a hacerse con las riendas de Kirch Media, asumiendo el 51%, y anunciaron entonces la búsqueda de nuevos socios. La división del otro 49% entre la editora del Spiegel y el banco de Baviera no está aún decidida. 'En el caso de que existan otros interesados, la entrada de socios no está cerrada', dijeron en Springer. La decisión definitiva sobre el nuevo consorcio alemán podría tomarse en menos de una semana, pero distintos analistas aseguraron ya ayer que, dadas sus características, podría tener muchas posibilidades.

Medio centenar de empresas y entidades financieras internacionales han mostrado, desde abril pasado, su interés por la adquisición en conjunto o en parte del grupo Kirch, entre ellos la televisión francesa TF1, el millonario norteamericano Haim Saban, el australiano Rupert Murdoch y el grupo de comunicación controlado por Silvio Berlusconi. La posibilidad de que los dos últimos pudieran aterrizar en un grupo alemán ha revuelto las aguas del mundillo de medios de comunicación del país.

Otro de los bancos tradicionalmente interesados en el grupo (también acreedor), el Commerzbank, anunció ayer en Francfort que en ningún caso ha perdido su interés en Kirch Media. Salió al paso, así, de las informaciones que hablaban de su retirada del proyecto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de julio de 2002