Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las Palmas quiere bajar la ficha a seis jugadores que no cobran hace meses

'Me parece una falta de respeto que me pidan que rebaje lo que tengo en el contrato tras año y medio sin cobrar', dice el defensa Koldo Sarasua, uno de los capitanes de la UD Las Palmas. Forma parte de un grupo de seis jugadores apartados por el club para negociar su salida de la entidad o la rebaja de sus fichas: Paqui, los argentinos Schürrer y Nacho González, el chileno Neira y Pablo Lago.

Neira ya rescindió su contrato y ha vuelto a Chile. Pablo Lago está a punto de fichar por el Racing de Santander y Nacho González espera aclarar sus problemas de pasaporte y poder jugar como comunitario o extracomunitario. A Schürrer, el jugador más caro del equipo, el club intenta incluirle en el traspaso de Jorge al Mallorca. Paqui es el escollo más duro. Es uno de los ídolos de la afición y su nombre aparece en la carretera de acceso al campo de entrenamiento y lució en la fachada del Estadio Insular: 'Paqui no se vende'.

El resto de los jugadores, en su mayoría de la cantera, están concentrados bajo las órdenes del asturiano Yosu Uribe. El nuevo técnico ha firmado por 36.000 euros netos, de los que destinará 24.000 a indemnizar a la UD Lanzarote, de Segunda B con el que se comprometió este verano antes de ascender al Ribadesella a esa misma categoría.

'Apartarnos del equipo es una medida de presión', asegura Sarasua. 'Dicen que es para que negociemos con mayor libertad, pero yo delego las conversaciones en mi representante, Pedro Bravo. Podemos estar concentrados con el resto del grupo sin ningún problema. Me ofrecieron un año más de contrato (ésta es su última temporada), pero no acepto ninguna rebaja. Se me caería la cara de vergüenza. Voy a ir hasta el final'.

Paqui opina igual, pero va más lejos: 'No entiendo que en la concentración haya jugadores que cobren lo mismo que nosotros'. Le parece inaudito que pretendan que rebaje su ficha y está dispuesto a ampliar su contrato (tiene dos años) para dar juego en la negociación, pero está convencido de que quieren que se vaya. 'No creo que sea una cuestión de dinero porque mi ficha no es tan alta. No llego a los 100 millones de pesetas, como dicen, ni mucho menos'. El nuevo presidente del club, Luis González, avisó: 'No son asumibles las fichas de estos jugadores. Otros han accedido a negociar para que la entidad pueda sobrevivir'.

La AFE recibió 44 denuncias de jugadores del Las Palmas (sumadas los del Universidad, de Segunda B), que les adeuda, por contrato federativo, unos cinco millones de euros. Samways, Edu Alonso y Josico han dejado el club con la carta de libertad a cambio de condonar su deuda.

El Borussia quiere rebajas

El conjunto alemán del Borussia de Dortmund, actual campeón de la Bundesliga, va a proponer a sus jugadores una rebaja de su salario que podría llegar al 10% para compensar la pérdida de ingresos por la renegociación de su contrato televisivo tras la suspensión de pagos de la empresa Kirch. El club pretende ahorrarse así unos 50 millones de euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de julio de 2002