CARTAS AL DIRECTOR
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

El islote

La provocación en modo de roca. Eso parece haber hecho el Reino de Marruecos a su vecino europeo más cercano. Un Estado español que parece empeñado en luchar por trozos de piedra donde la historia y la costumbre parecen no ir de su mano. Que salten las alarmas cuando un país que nos tiene acostumbrados a sus peculiares maneras de llamar la atención, no me parece descabellado, pero la provocación no debiera venir por el asalto a un islote, sino más bien por la provocación que supone para un pueblo desamparado y necesitado el que una oportunidad de una vida mejor esté sólo a 14 kilómetros. Es por esto que preocuparnos ahora por el discurrir de una piedra flotante no debiera ser nuestro fin, sino más bien solucionar algo que sí pertenece a nuestra época y no a tiempos pasados de reconquistas de territorios, como es la defensa de los derechos humanos y el Estado de bienestar, ese que el mismo país que pierde el tiempo en apoderarse del islote no da a su pueblo, porque en definitiva, no veo a la gente unida en un 'Perejil español', porque ya sería el remate.

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS