Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Quincena de Arte de Montesquiu revisa el papel del artista

La avanzadilla artística contemporánea ha dado un vuelco en los últimos años al papel del artista. Uno de los principales problemas que ha abordado el mundo del arte ha sido el análisis, la crítica y la documentación de la realidad, usurpando casi sin quererlo, y más bien por necesidad, el papel atribuido a psicólogos, antropólogos e historiadores. Con la constatación de este estado de cosas comenzó ayer la Quincena de Arte de Montesquiu (QUAM), que este año repartirá sus actividades entre el castillo de Montesquiu y la Universidad de Vic, donde se impartirán los talleres. 'El marco del castillo era insuperable, pero creemos que era como una burbuja, en la que todo era buen rollo. Hemos querido ser consecuentes con el planteamiento de esta edición y acercarnos de manera evidente a la realidad', explica Martí Peran, director de la QUAM, que se reduce en esta edición a una semana.

El título de esta edición es Presente continuo. Producción artística y construcción de la realidad (2) y supone una continuación del planteamiento ofrecido en la pasada edición. Ayer empezó la parte de discusión y debate, que continuará hoy. Martí Peran, Mario Perniola, Francesco Careri, Paul Ardenne y Jorge Luis Marzo intervinieron en la jornada de ayer, y hoy lo harán Magali Arriola y Jesús Carrillo.

Talleres en Vic

Mañana se iniciarán los talleres en la Universidad de Vic con una capacidad máxima de 15 plazas, que han sido todas ocupadas. 'Hemos difundido los talleres por toda España para intentar que haya gente de diversa procedencia, lo que favorece un mayor intercambio', señala Peran. Uno de los talleres, cuyo título, No trabajéis nunca, está tomado de un graffiti situacionista, será dirigido por Rirkrit Tiravanija, del que se pudo ver en la Sala Montcada en 1999 Caravana, una instalación en la que el público podía sentarse a leer, preparar el café y en definitiva hacer la vida que puede hacerse en una autocaravana. 'Lo hemos escogido porque creemos que ha sido uno de los primeros en realizar lo que luego se ha dado en llamar estética relacionista, que no consiste en crear obras artísticas, sino en generar espacios. Tiravanija no documenta la realidad, pero aporta las condiciones para crearla', explica Perán.

El otro taller lo dirigirá el mexicano Gustavo Artigas y lleva por título El peor escenario posible. Propone examinar determinadas adversidades y situaciones de desastre que se desarrollan cerca de la producción cultural contemporánea, con la voluntad de rentabilizarlas y, llegado el caso, prevenirlas.

El día 20 se clausurará la QUAM con la llamada Tribuna, una actividad en el castillo, de acceso abierto al público, que pondrá sobre el tapete las experiencias de los alumnos participantes en los talleres, junto a diversas reflexiones de Óscar Abril Ascaso (Las estrategias sonoras en la construcción de situaciones), Antonio Ortega (La construcción de realidades absurdas y, a pesar de ello, efectivas) y Montse Badia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de julio de 2002