Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía desmantela la trama alicantina de una organización de proxenetas rusos

La trama de una red de prostitución rusa que operaba en España ha sido desmantelada con la detención de once miembros, entre ellos nueve mujeres, en la provincia de Alicante.

El grupo introducía de forma ilegal a las mujeres con falsas promesas de trabajo y después las obligaba, bajo amenazas y coacciones, a ejercer la prostitución en locales de alterne de Benidorm y Guardamar del Segura, según informó ayer la comisaría provincial de Alicante.

La trama española, que operaba desde hace seis meses, requería a la organización con sede en Rusia el traslado de mujeres a España, y abonaba por cada una 120.000 euros. El beneficio reportado por las víctimas era repartido a partes iguales por ambas organizaciones.

Para eludir el cerco policial, las víctimas eran retenidas en pisos de la capital de Alicante en 'condiciones deplorables' y vigiladas por las mamis, mujeres de confianza de la organización.

Durante la inspección, los agentes requisaron tres libros contables donde la trama de Alicante justificaba meticulosamente los ingresos de cada una de las chicas. Según la policía, durante sólo seis meses la red logró recaudar 400.000 euros. La operación se saldó con la detención de 150 rusas, 14 de las cuales se encontraban en condición irregular.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de julio de 2002