_
_
_
_

Investigada una juez de Valencia por su relación con un club de alterne

Una magistrada de Carlet eleva al TSJ la supuesta prevaricación

Una juez de Instrucción de Valencia, B. S. R., está relacionada supuestamente con una red de prostitución sobre la que adoptó decisiones judiciales, según un auto remitido al Tribunal Superior de Justicia (TSJ) por una magistrada de Carlet que relata hechos 'que pueden estimarse constitutivos de cohecho y/o prevaricación'. En el auto, con informe en el mismo sentido del fiscal, se pide al TSJ que tome declaración a la juez como imputada y se asegura que está ligada sentimentalmente a uno de los socios de un club de alterne que cerró y reabrió.

El juzgado de Carlet investigaba, tras recibir el atestado correspondiente de la Brigada Provincial de Extranjería, una red de prostitución en la que hubo varios detenidos. Estas diligencias llevaron a relacionar esos hechos con el club de alterne El Nogal, próximo a la Feria de Valencia, donde en 1999 habían sido detenidas 25 mujeres de nacionalidad rusa inducidas a ejercer la prostitución en España, y varios responsables españoles y extranjeros, hechos que confirmaron ayer fuentes policiales.

El local fue clausurado por orden de la titular de un Juzgado de Instrucción de Valencia de manera provisional en noviembre de 1999. Esta juez, B. S. R., según consta en el auto enviado al TSJ, 'permaneció ausente del juzgado durante varios meses y, coincidiendo con su regreso se acordó el desprecinto y reapertura del mismo local explotado por una nueva sociedad, Mhalcom, en la que figuran como socios imputados en la causa'.

El auto explica que 'existen indicios' de que entre la juez y uno de los imputados en la red de prostitución en Valencia, J. O. F., 'hay una relación sentimental y que ésta [la juez] estaba al tanto de las actividades que en el citado club se llevaban a cabo, conociendo también a los restantes socios de la sociedad'. Esto último se sustentaría porque 'existen indicios de que la casa que posee la magistrada fue pagada por la sociedad que explota el club y que la hipoteca sobre la misma se trasladó y se refinancia a través de una entidad bancaria cuyo responsable en Valencia, J. V. G. C., se encargaba de la contabilidad del club de alterne explotado por Mhalcom'. Este último aparece como administrador único de la sociedad, según datos publicados en el registro en 2001, con domicilio en Alzira, y está ligado a otras dos sociedades limitadas en Valencia.

Asimismo, en el auto se explica que la juez de Valencia contrató dos seguros -uno sobre su vehículo y otro sobre una segunda residencia- con la entidad aseguradora Catalana Occidente a través del agente de la compañía en Xàtiva. Y puntualiza la juez de Carlet que su homóloga en Instrucción en Valencia conoció al agente de seguros a través de J. M. T. S., otro imputado en la misma causa por prostitución ilegal y que aparece como apoderado de la sociedad Mhalcom, firma que explota el club de alterne y administra el supuesto compañero sentimental de la juez de Valencia.

La magistrada de Valencia acusada de los supuestos delitos de prevaricación y/o cohecho ante el TSJ no quiso ayer hacer declaraciones sobre el asunto. Con fecha del 7 de junio de 2002 y notificado a las partes el pasado día 11, la Sala de lo Civil y Penal del TSJ recibió el auto de Carlet, ante el que cabe aún un recurso de reforma que no consta que haya sido presentado.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La juez de Carlet se acoge al artículo 782.2 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal para elevar el auto al TSJ porque establece que 'ningún juez de Instrucción, de lo Penal, o Central de Instrucción o de lo Penal, podrá promover cuestiones de competencias a las Audiencias respectivas, sino exponerles, oído el Ministerio Fiscal, las razones que tenga para creer que le corresponde el conocimiento del asunto'. Y considera que le corresponde al TSJ porque, entre otras cosas, la juez investigada es una persona aforada.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_