Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ganadería de Litri logra un importante triunfo en Valencia

De la excelente novillada propiedad de Litri, segundo, quinto y sexto, fueron de nota alta. Novillada de impecable presentación y novillos de triunfo de clamor, aunque no lo hubo al menos en la medida que merecían. Fue novillada cumplidora con el caballo, de discreta pelea, pero alegre, brava y noble en el último tercio. De esos tres novillos, segundo y sexto con el hierro de Litri y quinto con el de Los Guateles, que cerró plaza, tenía hechuras de toro. Se gastó en un duro primer puyazo, pero llegó con temple a la muleta. José Luis Miñarro, que recibió a porta gayola, le montó una faena de enorme decisión, templada en varias fases, con arrebato novilleril pero asentada. Le cortó una oreja y le pidieron con fuerza la segunda.

El lote de Juan Alberto fue de puerta grande: dos novillos de gran juego. Con el segundo se centró sobre la mano izquierda, en series cortas pero ligadas. No hubo el mismo nivel sobre la derecha. En el quinto, bravo y alegre, la faena de Juan Alberto tuvo intermitencias y junto a muletazos de notable calidad combinó momentos de cierta aceleración. Cortó una oreja de cada novillo.

El Ciento no terminó de cogerle el ritmo a sus dos novillos. No se asentó con el primero y tampo terminó de confiarse con el cuarto, al que muleteó despegadillo. El novillo menos notable, pero con posibilidades, fue el tercero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 17 de junio de 2002