Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Protestas contra una urbanización prevista junto a la Colonia Güell

Santa Coloma de Cervelló

La urbanización de unos terrenos de propiedad pública junto a la Colonia Güell, en Santa Coloma de Cervelló (Baix Llobregat), donde se prevé construir 1.200 viviendas, ha motivado la movilización de vecinos, grupos ecologistas y formaciones políticas. La Plataforma Ciudadana Sierras Garraf-Ordal, de la que forman parte una veintena de entidades, llevará a cabo el domingo un acto de protesta bajo el lema Gaudim de la natura, en referencia a Antoni Gaudí, que diseñó la cripta del complejo industrial modernista.

Para la plataforma, la urbanización afecta a un entorno estratégico que hace de conector biológico de la sierra del Garraf con el río Llobregat y a una parte importante del denominado anillo verde del área metropolitana.La construcción de las viviendas inmplicaría 'un crecimiento repentino de población, insostenible socialmente para Santa Coloma de Cervelló'.

Los oponentes al proyecto consideran 'contradictorio' que se potencie el Año Gaudí mientras se 'promueve la impactante agresión urbanística' del entorno de uno de los ejemplos de su arquitectura y reivindican una moratoria para los proyectos constructivos que afecten al espacio natural de las sierras del Garraf y el Ordal. También piden que se constituya un consorcio integrado por las administraciones y los diversos sectores afectados para gestionar ese espacio.

La tramitación del proyecto está pendiente de contactos entre el Consorcio de la Colonia Güell, la Generalitat, la Diputación de Barcelona, el Consejo Comarcal del Baix Llobregat y el Ayuntamiento de Santa Coloma. De momento se ha reducido el suelo urbanizable, que ha pasado de 149.000 metros cuadrados a 118.000. El alcalde de Santa Coloma, el independiente Josep Comellas, asegura que se tendrá en cuenta 'la adecuada ubicación de las viviendas y se intentará salvar las rieras de la zona con puentes y no con taludes para que haya un corredor biológico'. Está previsto, según el alcalde, que el 50% de la urbanización se reserve para viviendas de protección oficial y habrá pisos para jóvenes y apartamentos tutelados para la tercera edad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de junio de 2002