Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Mundial 2002 | Grupo A: el campeón, eliminado

Desailly: 'Es una catástrofe'

Lemerre reacciona con clase y dice que no estuvo a la altura del torneo

Francia reaccionó con clase a su dolorosa derrota. Hablaron los jugadores y el seleccionador, Roger Lemerre. Nadie buscó excusas, nadie se escondió. Lemerre parecía muy afectado, pero se mantuvo sereno en sus manifestaciones. 'He aprendido a aceptar de igual manera las victorias como las derrotas', declaró. Dijo también que era un día muy duro para Francia, para los jugadores y para él. Sin embargo, no quiso entrar en consideraciones respecto a su futuro: 'No puedo hablar sobre eso en este momento'.

'El Mundial es muy complicado para todos. También para los campeones. Nosotros nos hemos visto en problemas desde el primer partido. Nunca hemos podido relajarnos y jugar a nuestro nivel. Las circunstancias han determinado que nuestro paso por el Mundial haya sido muy difícil', agregó Lemerre. A su alrededor, todas las manifestaciones abundaban en la decepción. 'Es una catástrofe', dijo Desailly, el capitán del equipo. Algunos, como Vieira, trataban de buscar razones a la eliminación: 'La lesión de Pires; luego, el tirón de Zidane, la expulsión de Henry frente a Uruguay... Todo ha ido mal desde el principio'.

Por contra, el joven Cissé, de 20 años, no hallaba respuestas a la derrota. Estaba desorientado. 'Es una gran decepción y hay que aceptarla, pero no sé los motivos de nuestra eliminación. Va a ser muy duro el vuelo de regreso a Francia', explicó la gran promesa del fútbol francés, el máximo goleador de la Liga de su país junto a Pauleta, con 22 goles. Pero, mientras el portugués marcó tres tantos, el pasado lunes, ante Polonia, Cissé ni siquiera se ha estrenado en el torneo. 'No sé si he estado bien o no. Tan sólo sé que he tratado de hacerlo lo mejor posible', declaró apesadumbrado.

En Dinamarca, las reacciones fueron todo lo contrario. Euforia y satisfacción. Casi nadie contaba con el combinado danés para pasar a los octavos de final, pero se fue ganando el derecho a una plaza en cada minuto disputado. El seleccionador, Morten Olsen, ha apostado por un fútbol combinativo y muy estético. Y le ha resultado efectivo. 'Era un grupo muy difícil, pero hemos jugado con mucha confianza', explicó Olsen; 'hemos estado organizados, combinamos bien y también hemos parado a Zidane'.

A Morten Olsen, ex entrenador del Ajax, le llovieron los elogios desde su país, pero sobre todo de parte de sus propios jugadores. 'Estamos muy bien preparados y tenemos un entrenador que sabe mucho', apuntó el interior derecho, Tofting. 'Cada uno de nosotros sabe lo que hacer en cada momento. El futuro es muy prometedor para nosotros', concluyó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de junio de 2002