Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La dinamita está a punto

Michael Laudrup se despidió de la selección de Dinamarca con un majestuoso partido contra el Brasil de Ronaldo en el Mundial de Francia 98. Pero su magisterio y, sobre todo, su manera de entender el juego siguen vivos en el equipo del que ahora el ex jugador barcelonista y madridista forma parte como ayudante del técnico, Morten Olsen, otro veterano ilustre que desde julio de 2000 ha armado un conjunto tan competitivo que sólo ha perdido frente al actual campeón, Francia.

A la contundencia de su defensa, manejada por expertos como Heintze (PSV Eindhoven), Henriksen (Panathinaikos) y Helveg y Laursen (Milan), añade un juego ofensivo precioso. En cancha ajena aparecen futbolistas como Gronkjaer, un exquisito zurdo formado en la escuela del Ajax y que ahora milita en el Chelsea; Rommedahl (PSV), veloz y buen pasador; Jensen (Charlton), un centrocampista con una gran llegada e imaginación y especialmente Tomasson, que, a sus 25 años, acaba de proclamarse campeón de la Copa de la UEFA con el Feyenoord. Tomasson posee todas las cualidades del media punta desequilibrante: la velocidad, el regate y el olfato goleador.

A la elegancia de sus centrocampistas ofensivos hay que añadir el saber estar de Tofting, un hombre de equipo por excelencia; el trabajo de Gravesen y la pegada de Sand, máximo goleador de la Liga alemana en la temporada 2000-01.

El cuadro conserva la dinamita que le distinguió en las dos fases finales de la Copa del Mundo en las que ha participado, 1986 y 1998, y su fase de clasificación ha sido igualmente impecable, superando, entre otros rivales, a la República Checa y Bulgaria sin perder un partido.

Morten Olsen, por lo demás, ofrece garantías tanto por los resultados conseguidos ya con la selección como por la experiencia acumulada con su paso por equipos como el Ajax.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 29 de mayo de 2002