LOS 23 DE CAMACHO

Historias de 'El Palanca' y 'El Albañil'

Contrapuestos y complementarios, Valerón y Tristán forman la pareja del año

"Juan Carlos era tan pequeñito que daba miedo verle entre los otros chicos, pero nadie podía quitarle el balón"
A Diego le acusaban de vago y chupón. Entonces su abuelo se subía a un taburete y empezaba a dar voces al entrenador

A veces, hablando con Tristán, a Valerón se le escapa una alusión religiosa. Su socio, que ya ha salido en la prensa del corazón por algún idilio que le atribuyen, se chotea: "¡Pero no ves que esas cosas ya están muy pasadas!". Y se echan unas risas radiantes como goles. Eso es lo que España espera de ellos en Corea del Sur y Japón.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 28 de mayo de 2002.

Lo más visto en...

Top 50