Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Arsenal gana la Liga Inglesa en Old Trafford

El Manchester se queda sin ningún título pese a los fichajes de Verón y Van Nistelrooy

El Arsenal tocó anoche el cielo al conseguir un formidable triunfo (0-1) en Old Trafford que le dio el doblete en casa de su más peligroso adversario. Cuatro días después de ganar la Copa con gran autoridad al Chelsea, su gran rival londinense, al equipo de Arsène Wenger le bastaba con un empate en Old Trafford para saborear el triunfo en la Liga. Pero un gol del francés Wiltord mediada la segunda parte acabó dando aún más valor al doblete.

El Manchester queda relegado de momento al tercer puesto al ganar el Liverpool su partido atrasado. Por tres veces se puso por delante del Blackburns Rovers y por tres veces empataron los visitantes hasta que los de Anfield consiguieron el 4-3 que les permitió adelantar al Manchester a una jornada del final.

El Arsenal, que ha logrado marcar en todos y cada uno de los 37 partidos, lleva ya 84 puntos, siete de ventaja sobre el Liverpool y ocho sobre el Manchester United. Una distancia inalcanzable.

El equipo de Wenger ha cimentado su temporada en un ataque de vértigo en el que se han ido turnando los franceses Henry, Pires y Wiltord, el holandés Bergkamp y el danés Ljunberg, que ha acabado la temporada convertido en el jugador más en forma del Reino Unido. Su único error este año fue enfrentarse al Deportivo en la Liga de Campeones precisamente cuando los gallegos atravesaban su momento más dulce de la temporada.

Para el mítico Alex Fergusson, que hace apenas tres semanas aún decía que podía "oler el perfume de la gloria", la temporada ha acabado siendo un gran fiasco. Eliminado de la Liga de Campeones por el Bayer Leverkusen y apeado por el Arsenal del triunfo en la Liga, el escocés cierra una temporada en blanco en la que ha recibido críticas por defender a Verón, el fichaje estrella esta temporada, junto al goleador Van Nistelrooy. Iba a ser la última de su carrera como técnico, pero en Navidad Ferguson dio marcha atrás a su decisión inicial de jubilarse al acabar esta temporada.

Dicen las malas lenguas de la prensa británica que su cambio de opinión ha dejado descompuesto al sueco Sven-Goran Eriksson, el entrenador del equipo nacional de Inglaterra, que ambicionaba suceder al escocés al frente del Manchester.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 9 de mayo de 2002