Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
COLUMNA

En primera

La historia del siglo XX se puede contar siguiendo las primeras páginas de los periódicos. Para comprobarlo, basta visitar la exposición organizada por la Asociación de Periodistas Europeos, que desde mañana se ofrece en el antiguo edificio del diario Madrid, en la calle de Larra, 14.

De los medios de comunicación, ninguno tiene tanto prestigio como la prensa. Gutenberg es más digno de confianza que los demás inventores. No hay más que medir el grado de preocupación de los políticos cuando una noticia que les es adversa se da en un periódico o si se difunde por radio o por televisión, donde 'las palabras se las lleva el viento'. Los medios audiovisuales no buscan noticias por sí mismos; esperan a que salgan en la prensa para convencerse de que son verdad.

Un periodista español que ha trabajado durante años en la agencia Efe, Josep Bosch, encontró tiempo para dedicarse a la 'arqueología periodística', como él mismo dice; para coleccionar diarios en cuya primera página se daba cuenta de acontecimientos que pasaron a la historia, a ser posible publicados en el país donde sucedieron.

La exposición, que se celebró antes en Viena, ha sido enriquecida al presentarse en España. La selección empieza en 1901, con la noticia de la invención de la radio por Marconi, y termina con la del atentado terrorista del 2001 contra las Torres Gemelas de Nueva York.

En medio, la travesía del canal de la Mancha por el aviador Bleriot; el hundimiento del Titanic; el asesinato del archiduque Fernando, que dio origen a la I Guerra Mundial; publicada en un diario de Sarajevo, la revolución Rusa; el armisticio de 1918; la proclamación de la República en España; el ascenso de Hitler a la cancillería del Reich; la guerra civil española; el estallido de la II Guerra Mundial... Con razón decía Bismark que 'la historia no es más que un trozo de papel manchado con tinta'. Sucede que el periódico, que muere al caer la tarde, resucita a los cien años y sus informaciones más importantes, las de la primera página, vuelven a la actualidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de abril de 2002