Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:Liga ACB | BALONCESTO

La revancha de Gurovic

El Barcelona conserva el liderato pese a su derrota ante el Unicaja

Sin tregua ni respiro, el Barcelona y el Unicaja protagonizaron ayer un duelo que no desmereció del botín que estaba en juego: el liderato de la Liga, que concede la ventaja del campo en el play off. El equipo andaluz se llevó el encuentro, pero la partida quedó en tablas. El Barça mantiene el liderato gracias a su mejor average particular, ya que ganó en Málaga por 15 puntos.

Fiel a la tensión y a la igualdad que se vivió durante todo el partido, el enfrentamiento se decidió en el suspiro final, cuando la picardía de los jugadores de Bozidar Malijkovic superó al acierto de los de Aíto García Reneses. Falta a falta, puntito a puntito, el Unicaja logró colar dos más que los azulgrana.

BARCELONA 99| UNICAJA 101

Barcelona: Jasikevicius (28), Digbeu (5), Karnisovas (11), Okulaja (13), Dueñas (19) -cinco inicial-; Rodríguez (3), Navarro (11), Rentzias (8) y Alzamora (1). Unicaja: Berni Rodríguez (8), Phillip (7), Cabezas (0), Gurovic (32), Kornegay (9) -cinco inicial-; Weis (9), Sonko (10), Abrams (7), Paco Vázquez (9) y Mrsic (10). Árbitros: Sancha, Arteaga Y Pérez Pizarro. Eliminaron por faltas personales a Abrams, Paco Vázquez, Okulaja y Dueñas. Unos 7.000 espectadores en el Palau Blaugrana.

Pero el mérito del tirón malagueño hay que concedérselo en gran medida al espíritu de revancha de Milan Gurovic, un ex azulgrana que, como Malij-kovic, salió dando un portazo y con malas caras del club catalán. El alero serbio, con 32 puntos, tiró de su equipo en los momentos de bonananza (60-70) y en los críticos. Tuvo, eso sí, la inestimable ayuda del gigante Weis, que aprovechó la temprana ausencia de Dueñas, cargado de faltas, para hacer un roto.

Jasikevicius y Navarro parecieron dar de nuevo alas al Barcelona (83-77), pero Malijkovic no dejó ningún detalle a la improvisación y logró arrancar la primera victoria visitante del Palau.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 21 de abril de 2002