Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La doctrina nuclear de Bush

Después de que Estados Unidos y la URSS dispusieran de armas nucleares, éstas se convirtieron en elementos de disuasión, a utilizar únicamente en caso de represalias frente a un ataque atómico, y por ello destinadas a evitar tal agresión. La Administración de Bush está llevando a cabo una profunda revisión de esta posición para contemplar el arma nuclear no sólo como disuasoria, sino utilizable en combate; es decir, para ganar o persuadir. Es un paso más en el abandono de la doctrina de la disuasión mutua asegurada, basada en la vulnerabilidad mutua en un mundo bipolar que ya no existe. El objetivo de la filtrada revisión de la postura nuclear -aún no doctrina oficial- es introducir la duda en el adversario potencial. Lo que era una tendencia en curso en EE UU se ha acelerado tras el 11 de septiembre, que ha roto con la idea de su territorio como santuario, condición que Bush quiere recuperar, incluson con la defensa contra misiles. Pero no es nada seguro que lo logre. El resultado puede ser un mundo más inseguro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 24 de marzo de 2002