Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:Liga ACB | BALONCESTO

El Madrid resucita a lo grande

El conjunto blanco destroza a Estudiantes desde el perímetro con 15 triples, seis de Herreros

Lección primera: cómo impedir que un tipo que ha conseguido 1.003 triples no aumente su estadística. Que no le pregunten la respuesta a Estudiantes porque no la sabe. Fue en el minuto 25 cuando Herreros engrasó la muñeca. Clavó un triple, dos, tres... Tan limpios. Tan seguidos. El Madrid se había retirado al descanso (44-35) con la habitual cara de perdedor que se le pone a este equipo en cuanto vienen mal dadas, y últimamente vienen pésimas. Pero ahí apareció el capitán para dar una lección, otra más, de puntería. Y como el acierto, cuando la calidad acompaña, es contagioso, a la exhibición se sumaron Alberto Angulo y Djordjevic para firmar un parcial de 6-23 que mandó a Estudiantes a mejor vida. Tan grande fue el contagio que el hecho de que Herreros se retirara lesionado, como no podía ser menos en un conjunto en el que pronto se lesionará el masajista, apenas tuvo trascendencia.

ESTUDIANTES 89| REAL MADRID 100

Estudiantes: Azofra (17), Garnett (12), Jiménez (13), Felipe Reyes (4), Alfonso Reyes (14); Patterson (7), Gonzalo Martínez (4), Jasen (5) y Gabriel (13). Real Madrid: Djordjevic (23), Alberto Angulo (17), Herreros (22), Tabak (10), Sonseca (11); Attruia (12), Lampe (2), Lucio Espinosa (3) y Vukcevic. Árbitros: Betancor, Gallo y Bultó. Unos 14.000 espectadores en el Palacio de Vista Alegre.

MÁS INFORMACIÓN

Al final del tercer cuarto el marcador enseñaba un 56-68 impensable poco antes. El Madrid había hecho los 10 mejores minutos de la temporada, en los que logró la friolera de 33 puntos. En el siguiente logró 32. Por una vez dio igual que la aportación del banquillo, excepto en el tramo final, fuera anecdótica. Scariolo puso junto a los Albertos, Djordjevic y Tabak al joven Sonseca, que estuvo formidable, y el equipo, a ratos, rozó la perfección.

Y lo hizo, amén de por el acierto de Herreros, autor de seis de los 15 triples -récord de la temporada- con los que el Madrid destrozó a su rival, por el agigantamiento del hasta ahora vulgar Tabak. Estudiantes aguantó hasta que a Herreros le dio el arrebato. Entonces el cuadro colegial se empequeñeció de forma tan espectacular como fue creciendo el Madrid, que voló agarrado a la muñeca de Herreros, un tipo en cuya hoja de servicios figuran, desde ayer, 1.009 triples. Y Estudiantes sin enterarse.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 24 de marzo de 2002