_
_
_
_

El Gobierno rectifica la orden de expulsión de Sguiglia y admite ahora sus alegaciones

El expediente de expulsión abierto por la Subdelegación del Gobierno en Málaga a Nicolás Sguiglia dio ayer un giro inesperado para el afectado, de 25 años y con doble nacionalidad italo-argentina. Ayer acudió a la Comisaría Provincial 'a efecto de notificación'. Una vez fuera, Sguiglia afirmó que incluso había llegado a leer la resolución por la que era expulsado de España durante tres años. Sin embargo, al preguntar a los agentes qué había ocurrido con sus alegaciones, estos aseguraron que desconocían dicha documentación, según explicó. 'Me dijeron que no disponían de esta información y que ahora tendrán que estudiarla para decidir si me expulsan', dijo. Así, Sguiglia deberá comparecer los días 1 y 15 de cada mes mientras espera que se resuelva su situación.

Las apelaciones al expediente de expulsión fueron presentadas el pasado 3 de febrero a las 4,30 de la madrugada. El abogado de Sguiglia, Luis de los Santos, lamentó que tuviera que desplazarse a la comisaría de Antequera para tramitar la apelación y levantar acta notarial de lo ocurrido: 'Fuimos a Antequera porque intentamos aportar el escrito en varias comisarías de Málaga y siempre se negaban a recogerlo', afirma De los Santos.

El escrito del letrado apela a la ilegalidad de la retirada del pasaporte como medida cautelar -aún sigue en poder de la policía-; antepone la presunción de inocencia; y se aferra a la imposibilidad de abrir un procedimiento administrativo de expulsión contra alguien implicado en un proceso penal -caso de Sguiglia.

La Subdelegación del Gobierno en Málaga aseguró ayer que debió producirse un error en el registro que imposibilitó la llegada de la apelación desde Antequera a Málaga. Las mismas fuentes añadieron que la comparecencia de Sguiglia no respondía a la resolución de su expediente. No obstante, abogados y fuentes policiales aseguraron que este tipo de citaciones desembocan necesariamente en la expulsión o permanencia del expedientado en España.

La Subdelegación del Gobierno inició el procedimiento de expulsión contra Nicolás Sguiglia tres días después de que éste fuera detenido tras la carga policial sobre una manifestación en apoyo de los inmigrantes del Centro de Internamiento para Extranjeros de Málaga. El procedimiento fue abierto a pesar de que en el juzgado de Instrucción número 2 de Málaga ya constaban diligencias penales a raíz de la carga policial.

En el juzgado consta la denuncia de Sguiglia por malos tratos policiales, hechos presenciados por una abogada. Por su parte, la policía también remitió a los tribunales una denuncia contra Sguiglia por agredir a un policía mientras los agentes retiraban a los manifestantes de la puerta del centro de internamiento. Sguiglia trasladará a instancias judiciales las 'irregularidades' referentes a su expediente de expulsión.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_