Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL ENREDO

Un pedete en el paraíso

1. Se incendia una planta de abono químico

Una nube tóxica en Cartagena. Un vertido férrico en el Duero. El Ebro se espesa con mercurio. Pero Matas no aparece

en Cartagena, se forma una nube tóxica y la reacción de las autoridades consiste en pedir a los ciudadanos que no salgan de casa y anunciar su confianza en que sople el viento para que se lleve la nube mar adentro. Qué gracia. Ovidi Montllor tenía una canción en la que el alcalde advertía que una fiera feroz se escaparía y recomendaba coger el coche y salir zumbando. Pero no hablemos de Ovidi Montllor, que se empieza con el progresismo trasnochado y se acaba en el tópico antiamericanismo de criticar el trato a los presos talibanes de Guantánamo. Como Colin Powell, por cierto; quién iba a decir que el secretario de Estado norteamericano iba a resultar un antiamericano trasnochado. Me he perdido. El alud de ideas del congreso del PP me ha descolocado.

2. Ah, sí, el viento.

Me fastidia la falta de precisión: ¿cuánto viento era necesario? ¿A qué velocidad debía soplar? ¿Por qué Jaume Matas (ministro de Medio Ambiente, menos mal que no le dieron el Ambiente Entero) no se ofreció a bailar la danza del viento vestido de arapahoe? Al final sopló el viento, se llevó la nube y los ciudadanos de Cartagena pudieron seguir viviendo en el mejor país del mundo, como les decía Aznar durante el fin de semana a través de la tele, que pudieron ver por estar encerrados en su casa gracias a la nube tóxica que debiera haber permitido a Matas debutar como ministro-metereólogo.'¿Qué tiempo se espera en Cartagena, ministro?' 'Pues confiemos en que sople el viento, para que la gente pueda salir de casa'. Pero no hay manera. Matas no aparece. Un vertido férrico en el Duero: sin noticias de Matas. El Ebro se espesa con mercurio: sin noticias de Matas. ¿Tendrá un club de fans que se dedica a provocar desastres ecológicos para obligarle a salir? También podría comentar algo Celia Villalobos: 'Esto de Cartagena ha sido como un pedete; en cuanto se sacuda un poco el aire se va la mala olor'. Tampoco pudo ser, porque Celia estaba ocupada denunciando a la ministra de Sanidad por tolerar clínicas de cirugía estética ilegales. 'Es inadmisible', dijo, como si no fuera con ella, como el policía de Casablana cuando clausura Rick´s y le preguntan por qué. 'Es inadmisible; en este local se juega'. 'Sus ganancias de hoy, señor', le interrumpen. 'Gracias, chico'.

3. Con todos sus defectos,

que los tendrá (nunca se ha visto tanta adulación por centímetro cuadrado de papel prensa, pero habrá defectos seguro; bueno, sí que hay precedentes de adulación unánime, en tiempos de Ovidi Montllor y su fiera feroz, pero no nos trasnochemos) el modelo de Aznar tiene subyugado al mismísimo Bush. Le telefoneó tras el Congreso de la Anunciación ('Hoy me véis, pero mañana no me veréis') y le preguntó por su fórmula secreta. 'Bueno Geoooorges', se puso importante Aznar, 'es una mezcla muy personal de centrismo radical y liberalismo proteccionista'. A lo que Bush replicó: 'Ya, pero yo me refiero a tu modelo Gescartera. Me han pillado con Enron y tengo a un vicepresidente tocado; me han dicho que tú sabes cómo salir de eso'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 3 de febrero de 2002

Más información

  • El modelo de Aznar tiene subyugado al mismísimo George Bush