Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gutiérrez quiere un trazado alternativo para la línea de AVE a Granada

El estudio informativo elaborado por el Ministerio de Fomento para conectar Granada a la red ferroviaria de alta velocidad es 'incompleto' e incomprensible, a juicio de la consejera de Obras Públicas, Concepción Gutiérrez, quien ayer planteó en la capital granadina las alegaciones que presentará su departamento para garantizar que el tramo Bobadilla-Granada tenga las mismas características técnicas que la línea Madrid-Sevilla y que la proyectada Bobadilla-Málaga.

Las principales críticas del Gobierno andaluz se centran en el 'cuello de botella' que se produciría en la vía a la altura de Loja. El Ministerio propone aprovechar mayoritariamente el actual trazado entre Bobadilla (Córdoba) y Granada -empleado por trenes regionales de viajeros y mercancías-, adaptándolo al ancho internacional y desdoblándolo, excepto en el tramo de la estación de Loja, que por problemas orográficos se mantendría con sólo una vía. Esta opción incrementaría notablemente el tiempo de viaje; Obras Públicas también lamenta que el estudio no haya previsto inversiones para hacer posible la conexión del ancho internacional y el nacional en los extremos de la línea y advierte de que las obras en la vía actual supondría la interrupción de los servicios ferroviarios de viajeros y mercancías durante dos o tres años.

En sus alegaciones, la Consejería apuesta por otra alternativa analizada en el propio estudio: la ejecución completa de una vía de alta velocidad de nuevo trazado entre Bobadilla y Granada, que podría incluso entrar en servicio al mismo tiempo que la Bobadilla-Málaga y acogerse igualmente a fondos comunitarios. Esta opción permitiría mantener en funcionamiento la vía actual para servicios regionales y de mercancías. Gutiérrez, quien reclamó el 'consenso' de la ciudad en torno a esta alternativa, aseguró que no habría incremento presupuestario para la inversión inicial, unos 390 millones de euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de enero de 2002