Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere Peggy Lee, la estrella del jazz que cantó 'Fever' y 'Johnny Guitar'

La cantante estadounidense falleció ayer en Bel Air a los 81 años

La interpretación del blues, se dice, exige infelicidad. Peggy Lee, fallecida ayer a los 81 años en Bel Air (California), cumplió el axioma a la perfección. Era blanca, de ascendencia noruega y sueca, pero tenía la garganta negra. Fue una gran cantante. Obtuvo una candidatura al Oscar por su interpretación de una vocalista alcohólica en la película Pete Kelly's Blues, y deja para la historia canciones como Fever y bandas sonoras como Johnny Guitar.

Peggy Lee se llamaba en realidad Norma Dolores Egstrom. Nació el 26 de mayo de 1920 en Jamestown, una aldea de Dakota del Norte, la séptima de ocho hermanos. A los cuatro años murió su madre, y el padre, ferroviario, abandonó el hogar. Norma quedó en manos de una madrastra que la maltrató sistemáticamente: su memoria de aquellos días quedó reflejada en la canción One beating a day (Una paliza al día), una de las piezas de su musical autobiográfico Peg, con el que en 1983 debutó en Broadway a los 62 años.

En 1938, intentó establecerse en Hollywood, pero acabó recalando cerca de su casa, en Fargo (Dakota del Norte), donde una emisora local la contrató como cantante y le cambió el nombre por el de Peggy Lee. Después obtuvo un contrato en el club Doll House, en Palm Springs (California), y allí desarrolló su peculiar estilo vocal. 'Incapaz de hacerse oír por encima del ruido de la audiencia, trató de atraer la atención bajando la voz. Cuanto más bajo cantaba, más callaba el público', dice su biografía autorizada. La voz áspera, a bajo volumen, muy sensual, fue la más clara característica de su estilo.

En 1941 se unió a la banda de Benny Goodman, la más popular formación de swing de la época, y en 1943 se casó con Dave Barbour, el guitarrista del grupo. Tuvieron una hija, Nicki, y se separaron al cabo de ocho años por los problemas de Barbour con el alcohol. Peggy Lee siguió trabajando de forma frenética: en 1942 ya había vendido más de un millón de copias del disco que contenía Why don't you do right, y durante décadas siguió fabricando grandes éxitos para la discográfica Capitol; en 1953 trabajó en la versión de la película The jazz singer; en 1954 fue propuesta al Oscar por su papel en el filme Pete Kelly's Blues y compuso las canciones de Johnny Guitar y About Mrs. Leslie; en 1955 escribió las letras e hizo varias voces en la película de dibujos animados La dama y el vagabundo; en 1958 grabó la mítica Fever, que obtuvo cuatro candidaturas para los premios Grammy; en 1959 escribió el tema I'm gonna go fishin', con música de Duke Ellington, para el filme Anatomía de un asesinato, y se convirtió en una de las colaboradoras habituales de Quincey Jones. En total, grabó unos 60 discos con más de 600 canciones, entre ellas clásicos como Big spender, Golden earrings e Is that all there is?

Peggy Lee, que padecía diabetes, nunca dejó de sufrir constantes problemas glandulares y de sobrepeso. Tras el divorcio con Barbour mantuvo matrimonios fugaces con Brad Dexter (actor), Dewey Martin (también actor) y Jack del Río (percusionista). En 1965 decidió reunirse de nuevo con su primer y gran amor, Dave Barbour, que llevaba 13 años sin tocar el alcohol. Pero Barbour falleció de un ataque cardiaco antes de la boda.

Luchó hasta el final. En 1989 publicó un álbum de gran éxito, Peggy sings the blues, e inició una batalla judicial contra la discográfica Universal, del grupo Vivendi, que la semana pasada empezó a dar frutos: la compañía ofreció pagar 4,7 millones de dólares en royalties atrasados a más de 300 artistas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de enero de 2002