Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zaplana prescinde de De España como candidato a la Diputación de Alicante

La 'renovación sin exclusión' que Eduardo Zaplana anunció a sus compañeros de partido el pasado sábado por la noche no fue escenificada en Sant Vicent del Raspeig por casualidad. El presidente regional del PP ha decidido prescindir de Julio de España como candidato a la presidencia de la Diputación de Alicante para pasar a ocupar un escaño en la Cámara Alta como senador territorial.

De España, sin embargo, aspira a permanecer en Alicante y reitera que tanto el Museo Arqueológico (Marq) como el Museo de Gravina superan cualquier aportación a la ciudad de Luis Díaz Alperi, actual alcalde.

De hecho, De España figura como posible candidato a la alcaldía en una encuesta elaborada por el PP para despejar el nombre del futuro candidato municipal en las elecciones de 2003. Compite con el propio Alperi; con Genoveva Reig, actual directora de Canal 9; María Teresa Revenga, concejal de Hacienda en Alicante y virtual número dos del actual alcalde; y con José Joaquín Ripoll, vicepresidente segundo del Consell y eterno aspirante a la alcaldía de Alicante.

Díaz Alperi

Pero el sondeo no sostiene la renovación en la candidatura municipal. Según fuentes del partido, la encuesta revela un altísimo índice de popularidad del actual alcalde, aunque otras fuentes señalan que las relaciones entre Alperi y Zaplana no atraviesan su mejor momento.

Las mismas fuentes sugieren que Ripoll pasaría a la presidencia de la Diputación con el mandato de controlar la organización del partido en la provincia.

Todo indica que la renovación que anunció Zaplana pasa por la designación de candidatos municipales capaces de arrancar las plazas que permanecen en manos de los socialistas. En Alicante destaca Elche, donde falta apaciguar al histórico dirigente local Manuel Ortuño; Elda, donde se baraja el nombre de Luis Berenguer, actual director general de Comercio; o Alcoy, donde Miguel Peralta tiene garantizada la continuidad.

En Valencia, Torrent sigue siendo un problema para los populares. El PP arrasa en elecciones generales y autonómicas, pero el socialista Jesús Ros mantiene la alcaldía convocatoria tras convocatoria. La apuesta de Ferran Mut por Gandia se mantiene viva.

Onda y Morella parecen plazas inexpugnables en la provincia de Castellón, mientras que José Luis Gimeno ya se ha autoproclamado candidato a la alcaldía de Castellón ante la velada oposición de Carlos Fabra, presidente de la Diputación y de la organización provincial del PP.

En el seno del partido se asume que las nuevas designaciones sólo se proclamarán a partir del congreso regional del PP, previsto para septiembre, o a raíz de congresos comarcales y locales sin fecha fija.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de enero de 2002