Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:VÍCTOR | Centrocampista del Deportivo | 19ª Jornada de Liga | FÚTBOL

"Ganar al equipo de moda da confianza"

Víctor Sánchez del Amo (Getafe, 1976) fue canterano del Real Madrid, con el que ganó una Liga y una Copa de Europa, y pasó por el Racing de Santander antes de recalar y explotar futbolísticamente en el Deportivo que ganaba su primera Liga. Desde entonces es lo más parecido a un titular indiscutible, dentro de lo que cabe en el conjunto de Irureta, y se ha adaptado al perfil del equipo: no es un especialista en nada, pero es versátil, un fino estilete por la banda derecha que también se adapta a apuñalar por la izquierda. Va bien de cabeza dentro y fuera del campo.

Pregunta. ¿Les afecta el hecho de que el Depor no haya ganado desde hace años en el Bernabéu?

Respuesta. Es lógico que sea complicado ganar en el estadio de un equipo con la trayectoria y el peso mundial del Real Madrid, y los saldos acumulados de todos los equipos allí seguro que son negativos, pero creo que tampoco ellos han ganado recientemente en Riazor. Las estadísticas son la historia y cada temporada es el presente.

'Lo del 'miedo escénico' sólo es una frase; en Riazor también es muy difícil ganar'

P. Usted ha jugado en el Bernabéu como local y como visitante, ¿qué es eso del miedo escénico?

R. Una frase. El Bernabéu es un campo espectacular, con el apoyo y la presión de 80.000 personas, pero un estadio de 15.000 localidades lleno a reventar te levanta el ánimo igual. También es muy difícil ganar en Riazor, porque la afición lo llena.

P. Últimamente, parece que han adquirido los vicios de los equipos grandes, que sólo se esfuerzan cuando se enfrentan entre sí, o en partidos decisivos.

R. Cada partido es como una película distinta. Cuando se enfrentan dos buenos equipos de tú a tú se suele ver lo mejor de cada uno. Otras veces te encuentras con conjuntos más aguerridos, que van a destruir, y les sale bien o mal.

P. Y en éste, ¿qué supone ganar o perder, además de los tres puntos?

R. También podemos empatar, con lo que seguiríamos arriba. Para el campeonato, el resultado no es dramático porque hay toda una segunda vuelta en la que puede pasar de todo. Más que los tres puntos, nos jugamos la motivación. Ganar te influye más, te da la confianza de que estás mejor que un rival directo, que el equipo de moda. Si pierdes siempre te queda analizar por qué y pensar que todavía queda mucho.

P. ¿Qué teme, o que respeta, del Real Madrid?

R. Tiene una excelente plantilla, con tres posibles Balones de Oro, y antes de Navidad encarrilaron unos resultados que les han dado su principal arma, la confianza con que les salen las cosas. Nosotros resolvimos los últimos partidos contra rivales directos como Valencia o Betis sin brillantez, pero con ese sobreesfuerzo de los grandes equipos. Estábamos muy cargados, entre viajes y lesiones, y el parón nos ha venido muy bien. No hay nada como pasar las vacaciones de líderes.

P. ¿Recomendaría al presidente que fichase a alguien de la plantilla rival?

R. A Lendoiro no hace falta recomendarle a nadie, es un presidente muy inteligente y es difícil que se equivoque.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de enero de 2002