Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:LIBROS

La experiencia invisible

Los libros sobre cómo gestionar una empresa en la era de Internet son como las opiniones: todo el mundo tiene una. En cierto modo, es lógico, teniendo en cuenta que se trata de un medio revolucionario para la relación de las compañías con sus clientes y sus proveedores, y quienes participan en esta revolución, y son conscientes de que lo es, quieren contarlo a quienes no lo son. Negocios 3.0 es otro libro sobre cómo gestionar empresas en este nuevo entorno, pero tiene ciertas peculiaridades. En primer lugar, en España se han publicado muchas obras relacionadas con la economía de Internet, pero muy pocas están escritas por españoles, como es este caso. Además, uno de los autores es Eudald Domènech, uno de los primeros emprendedores de la Red española. Fundó Servicom en 1993, después el proveedor de acceso a Internet World on Line y, más tarde, Telépolis, que finalmente vendió a Eresmas. Ahora ha creado Tech Foundries, una empresa dedicada a la domótica. Domènech conoce muy bien el proceso de fundación, financiación y venta de una puntocom.

Negocios 3.0

Eudald Domènech y Nùria Almiron Vergara Business. Ediciones B ISBN 84-666-0689-0

Pero el libro, coescrito por la periodista catalana Nùria Almiron, se centra sobre todo en ofrecer lecciones teóricas. Como indica el subtítulo de la obra, Mitos y realidades de Internet y la Nueva Economía, los autores hacen un repaso a las afirmaciones erróneas que produjo la burbuja.com y su posterior estallido, tratando de poner algo de orden. En este sentido, es un buen libro. Se lee fácilmente, los conceptos se entienden bien y las ideas quedan claras, porque los autores adaptan ese estilo tan típico de los libros de gestión estadounidenses donde cada epígrafe y cada capítulo concluye con síntesis y recomendaciones encuadradas.

Muchos de los puntos que destacan los autores, y de los consejos que ofrecen, son bastante obvios, como la necesidad de centrarse en el cliente. Otros son muy discutibles, como el hecho de que los contenidos de calidad no son, según su opinión, importantes para conseguir visitas, y sí lo es ofrecer servicios gratuitos como el correo electrónico. Sí hay que agradecerles que, sobre todo en este momento, destruyan mitos como el de que la publicidad online y los banner no funcionan -'lo que no funciona son las estrategias publicitarias'- o que sin tecnología punta no se puede triunfar -'la tecnología es sólo un bien de consumo'-.

Pero no es suficiente. El libro transmite cierta frialdad; hay muy poca experiencia personal, muy poca sangre. Esto es algo muy común en los libros de gestión de la Red, porque sus autores son gurus o consultores, y el suyo es el mundo de la teoría. Pero cuando el autor es uno de los principales emprendedores de la Red española, y que además conoce perfectamente las bondades y las miserias que rodean este sector, no es justificable. Como los emprendores de Internet saben, montar un negocio de la Red en España depende de cuestiones tan poco románticas como lidiar con las desorbitadas comisiones de algunos bancos, los abusos de los grandes portales o la falta de apoyo de los inversores. Domènech sólo habla de sus proyectos para ponerlos como ejemplos, siempre positivos. Habrá que esperar a que otro nos cuente las miserias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 24 de diciembre de 2001