Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:FÚTBOL | 18ª jornada de Primera División

Media docena en Anoeta

La Real Sociedad firma la goleada del año ante un triste Valladolid

Goles como no veía Anoeta en mucho tiempo, la prueba de que la Real tenía fútbol suficiente para atinar. Tantos firmados con elegancia, con exagerada serenidad, como si el conjunto de Toshack no hubiera hecho otra cosa esta campaña. La Real se desatascó arrollando al Valladolid, aunque podría haberlo hecho hace una semana, o un mes. Por fútbol, estaba en disposición de hacerlo, pero hasta ayer nunca fue capaz de dar el salto

En 20 minutos de juego, siete lanzamientos de córner y varios remates a puerta, la Real dejó bien claro que quería ganar el partido. También que alcanzar su propósito resultaría un trauma. Por si la grada no lo había entendido, Tayfun se encargó de explicarlo gráficamente: salió disparado desde su campo, recogió un envío medido, aceleró todo músculo y determinación, se plantó sólo en el área y envió a un recogepelotas a trabajar. La Real, un domingo más, seguía siendo un Tayfun cualquiera, un equipo capaz de anular al rival para perdonarle la hora de su ejecución. Su desencuentro con el gol se mantuvo presente pese a De Pedro, hiperactivo y peligrosísimo, o pese a Koklov, colocado con acierto como medio punta.

REAL SOCIEDAD 6| VALLADOLID 0

Real Sociedad: Westerveld; Rekarte, Kvarme, Luiz Alberto, Aranzabal; Xabi Alonso, Idiakez; Tayfun, Koklov (Aranburu, m. 83), De Pedro (Gabilondo, m 75); De Paula (Demetradze, m. 66). Valladolid: Ricardo; Torres Gómez, Santamaría, Peña, Marcos; Sales (Lozano, m. 60), Jesús, Óscar (Chema, m. 75), Fernando; Tote y Blanco (García, m. 83) Goles: 1-0. M. 34. Xabi Alonso recoge de volea una cesión de Koklov. 2-0. M. 51. De Pedro ejecuta un gran pase que permite a Koklov plantarse sólo ante Ricardo y marcar. 3-0. M. 56. De Paula marca sin oposición. 4-0. M. 59. Koklov recorta dentro del área y cede hacia atrás para que Tayfun marque de tiro raso. 5-0. M. 84. Luiz Alberto, a la salida de un córner. 6-0. M. 86. Trallazo de Tayfun que se cuela por la escuadra derecha. Árbitro: Pérez Pérez (Col. Canario). Amonestó a Marcos, Óscar y Peña. Unos 18.000 espectadores en Anoeta.

En Anoeta, sólo el Valladolid ningunéo el estreno de Westerveld en la portería donostiarra, tan ocupado estaba en mantener el tipo y repeler a los donostiarras, acampados a un palmo de su área. Instalada en su rutina, la Real caminaba hacia ninguna parte... hasta que Xabi Alonso, con un trallazo impresionante, abrió la veda. A partir de éste momento, todo resultó desmesurado: la desaparición del Valladolid, las combinaciones letales de la Real, los goles impensables que llegaron de todas las formas imaginables. Koklov coció tres tantos y marcó otro. Tayfun depositó otro y regaló uno más, soberbio, de tiro cruzado desde fuera del área. Todo parecía posible. Todo. La Real se concedió un cuarto de hora de respiro, lo justo para que Tote soñase con inquietar a Westerveld. Pero en Anoeta sólo podía soñar la grada, tan acostumbrada a ejercicios de impotencia, a buena voluntad sin premio, que le costó reconocer lo que su equipo trasladaba al marcador. Ni más ni menos que la goleada má abultada de la temporada. La paradoja del equipo sin gol.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 23 de diciembre de 2001