Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Fotonoticia:

HUMO NEGRO, HUMO BLANCO.

Todo quedó en un pequeño susto, pero la densa humareda negra originada por el incendio de una estación eléctrica subterránea en plena Rambla se vio desde varios puntos del centro de la ciudad. Doscientos clientes de Fecsa Endesa se quedaron ayer sin suministro eléctrico desde las 10.30 hasta las 15.00 horas. Tras la intervención de dos unidades de bomberos que, armados con extintores, bajaron tres metros para extinguir el fuego, el humo se volvió blanco.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de diciembre de 2001