El Consejo Político de IU tumba las propuestas del coordinador general

La rebelión interna contra el coordinador general de Izquierda Unida de Madrid, Miguel Reneses, larvada en los últimos meses, logró su primer triunfo el viernes al conseguir que el Consejo Político, el máximo órgano de la federacíón, echara abajo las propuestas políticas y organizativas de la dirección. La votación fue ajustada -59 a favor de Reneses frente a 65 en contra- y supone un serio revés para las expectativas de éste, cuestionado por el sector que el viernes ganó esa votación.

Este último episodio se produce después un complicadísimo cambio de mayorías que ha llevado a Reneses a perder el apoyo de quienes le auparon al puesto de coordinador general, liderados por Ángel Pérez, para buscarlo en los que apostaron en su día por la candidatura de Fausto González, el alcalde de Rivas.

Las mayorías en la federación madrileña, tal vez la más compleja de IU, siempre se habían movido por extraños equilibrios entre pequeños grupos, pero nunca hasta ahora se había producido la insólita situación de que un coordinador general tenga sólo el apoyo de quienes votaron en contra de él en su elección.

La gota que ha colmado el vaso y ha provocado esta votación de castigo es la recomposición de la dirección que hizo Reneses el lunes, en la que retiró de responsabilidades importantes a las personas más fieles a Pérez. Éstos acusan además a la dirección de haberse apoyado incluso en los críticos de la llamada Plataforma, liderada por Ángeles Maestro, algo que es mucho más que un pecado dentro de IU Madrid.

La solución, según coinciden fuentes de todos los grupos, pasa por un acuerdo que recomponga la mayoría que dominó la organización con casi un 80% de apoyo hasta esta última batalla. El próximo consejo, que debería sancionar ese acuerdo o determinar la ruptura final que llevaría a una crisis abierta, está convocado para el próximo 18 de enero. El problema es que ambos grupos están de acuerdo en la línea política, y sólo discrepan en la figura del coordinador. Los de Pérez consideran incapaz a Reneses. Por eso nadie se atreve a prometer, viendo la votación del viernes, que éste no pierda finalmente su puesto.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS