Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

La afirmación de Vicenç Villatoro

'El castellano está en Cataluña para quedarse' es trivial. Más interesante habría sido su opinión sobre si, en la situación actual de bilingüismo, el catalán también está en Cataluña para quedarse. Para algunos especialistas -Hagège, Noam Chomsky, etcétera- el bilingüismo no es más que una situación transitoria en un proceso gradual de degradación paulatina de la lengua autóctona, de eliminación darwiniana de la lengua dominada por parte de la dominante.

La situación del catalán en Perpiñán o Alicante, o en el cinturón industrial de Barcelona, sin ir más lejos; la del euskera en Bilbao; la del bretón en Rennes; la del galés en Cardiff... son ejemplos que podrían dar lugar a una reflexión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 16 de diciembre de 2001