Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:Segunda División

La estrategia salva al Atlético

Dos goles a balón parado en un partido soso dan a los rojiblancos el triunfo en Tarragona

Dos jugadas a balón parado, dos cabezazos, y prueba conseguida por el Atlético. Los rojiblancos sumaron ayer, en Tarragona, su octava victoria en los últimos nueve choques. Podía haber sido distinto. Podía haber empatado. A cero.

Salvó algún detalle de Dani, que entro en los últimos instantes del primer periodo sustituyendo a Correa, lesionado; alguna carrerita de Aguilera, algún centro con intención de Movilla y algún guiño de tacón de Fernando Torres, el resto fue el aburrido circular del balón en el centro del campo.

Eso sí, las excentricidades de Burgos aliviaron el sopor. El singular portero se permitió el lujo de recortar a un rival en la frontal del área en dos ocasiones. También falló en la salida en el gol de Prieto. El Mono siempre contribuye a la emoción.

GIMNÀSTIC 1| ATLÉTICO 2

Gimnástic: Moso; Jubera (Marc, m. 61), Quique, Marcelo, Codina; Rondealeare, Vizcaíno (Herrero, m. 85), Masnou, D. Marín (Castillejo, m. 76), Deus; y F. Prieto. Atlético: Burgos; Armando (F. Torres, m. 56), García Calvo, Santi, Carreras; Aguilera, Movilla, Nagore, Luque (Stankovic, m. 61); Correa (Dani, m. 41) y D. Alonso. Goles: 0-1. M. 60. Diego Alonso. 0-2. M. 77. Fernando Torres. 1-2. M. 81. Félix Prieto. Arbitro: Paradas Romero. Amonestó a Rondealeare, Prieto, Masnou, Marín, Burgos, Movilla y Aguilera. Unos 12.000 espectadores en el estadio Municipal de Tarragona.

El Gimnàstic presionó, corrió y se defendió con más ganas que acierto. Sobre todo, en las jugadas a balón parado. Así llegaron los dos goles del Atlético y así pudieron llegar otros dos si Dani en una ocasión y Torres en otra no hubieran fallado solos en el segundo palo. Tampoco hizo falta hacer más.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 3 de diciembre de 2001