Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Erein reedita tres obras que ahondan en el conocimiento de Mitxelena y Manuel de Irujo

Ni el pensamiento humanista del profesor Koldo Mitxelena ni las reflexiones del histórico nacionalista Manuel de Irujo han perdido actualidad. Al menos así lo cree la editorial Erein, que ha reeditado, más de 20 años después de su publicación, las conversaciones que mantuvo con ambos Eugenio Ibarzabal, así como Historia de la literatura vasca, obra de referencia escrita por el lingüista en 1960.

"Desde la perspectiva ética y humanista, hay una coincidencia entre ambos: los dos tienen la misma visión del hombre", dijo ayer el responsable de la editorial,Iñaki Aldekoa, durante la triple presentación. Ambos fueron fieles a su pueblo y a sus ideas. Koldo Mitxelena, como lingüista, como hombre de cultura, pero también como representante de una generación que no perdió jamás de vista la realidad política y social del País Vasco. "No había fisuras entre pensamiento y vida", resume el físico Pedro Miguel Etxenike, autor del prólogo de Historia de la literatura vasca.

Tampoco la hay en la trayectoria de Manuel de Irujo, según Josu Chueca, introductor del libro en el que el político navarro del PNV relata a Ibarzabal las etapas históricas que vivió como protagonista: la dictadura de Primo de Rivera y la República, la guerra y el exilio. "Demostró su talla política en 1936, cuando fue donde el gobernador civil de Guipúzcoa y le dijo: 'Como demócratas jugamos y jugaremos a favor de la República", destacó Chueca. El autor, Eugenio Ibarzabal, se quedó en su momento con el lado humano de ambos. "Irujo era un comunicador, un señor sumamente alegre en un país que no lo es. De Mitxelena me queda su generosidad. Me dedicó mucho tiempo, aunque seguramente mis preguntas eran escasas", dijo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de noviembre de 2001