Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

EL RUPESTREHOMBRE LOBO

El mítico hombre lobo, que bajo el influjo de la luna llena y en el cine ha estremecido al hombre contemporáneo, ya aterrorizó a la humanidad en la edad de piedra. La criatura vio por primera vez la luz en las oscuras cavernas de los hombres que habitaron el mundo hace más de diez millones de años, afirma un estudio de la británica Universidad de Cambridge dado a conocer ayer. Según el responsable de la investigación, el profesor Christopher Chippindale, la leyenda del hombre lobo nació en las pinturas rupestres de las cuevas paleolíticas, producto de la imaginación y los miedos incipientes de la raza humana. El sorprendente descubrimiento es fruto del minucioso análisis de más de cinco mil imágenes halladas tanto en el interior de cuevas de España y Francia como en rocas milenarias de Australia y Suráfrica. 'Estudiamos el arte de los orígenes de la humanidad y hallamos un denominador común: había híbridos de hombre y animal', afirma el profesor de Cambridge, que ha contado con la colaboración del experto Paul Tacon, del Museo Australiano de Sydney. 'En otras palabras', aclara, 'los hombres lobos y los vampiros son tan antiguos como el arte'.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 26 de noviembre de 2001