Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

EL MUNDO, EL DEMONIO Y LA CARNE, SUAVIZADOS

Con este sugestivo título, El mundo, el demonio y la carne, la pintora Concha Garrote expone en la sala Picasso de la Casa de Cultura de la localidad madrileña de Colmenar Viejo hasta el próximo 12 de diciembre su última obra. Los cuadros, mezcla de óleos y collages, hacen honor al lema de la exposición, dentro del estilo figurativo expresionista de esta veterana artista, que dirige en Tres Cantos una academia de arte. El erotismo de algunos cuadros no ha gustado a los responsables de cultura del Ayuntamiento del PP y uno de ellos, de la serie carne, ha tenido que ser suavizado para poder ser expuesto. En él se ve el cuerpo de una mujer con pelos pegados sobre sus senos y sus genitales y el de un hombre cuyo pene originalmente estaba en estado de erección y ahora está convenientemente tapado. La pintora ha tenido que hacer de braghettone, mote que los italianos pusieron al que tapó en el siglo XVI los genitales de los frescos renacentistas de Miguel Ángel en la Capilla Sixtina, que pudieron recobrar su estado de desnudez original en el siglo XX. En el siglo XXI seguimos en lo mismo, aunque ahora lo curioso es que el pubis femenino no ha sufrido ningún tipo de censura y lo que no se admite son penes erectos.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 26 de noviembre de 2001