Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bancos y cajas participarán en las indemnizaciones por fraudes bursátiles a través del Fondo de Garantía

La CNMV se someterá a una inspección anual y se homogeneizará con el Banco de España

El Consejo de Ministros aprobó ayer el anteproyecto de Ley Financiera. En su presentación, el ministro de Economía, Rodrigo Rato, argumentó que el Fondo de Garantía de Depósitos, establecido para indemnizar a los clientes de bancos y cajas en caso de quiebra, se vinculará con el Fondo de Garantía de Inversores, participando en la indemnización de los clientes sociedades y agencias de valores (casos de AVA o Gescartera). Además, el texto legal establece que la CNMV deberá someterse a una inspección anual y se homogeneizarán las funciones de supervisión, control y sanción con el Banco de España.

Rodrigo Rato dió ayer una solución a la retroactividad de las indemnizaciones para los clientes perjudicados por los casos de las agencias de valores AVA y Gescartera. El Fondo de Garantía de Depósitos que cubre una indemnización máxima de 3,3 millones de pesetas para los clientes de las entidades financieras se vinculará con el recién creado Fondo de Garantía de Inversores. De esta forma, bancos y cajas ayudarán a satisfacer estas indeminzaciones, ya que tal y como declaró Rato 'el 80% de los intermediarios de los mercados están vinculados con entidades financieras'.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) se ha llevado buena parte del protagonismo de la esperada Ley Financiera que el Gobierno enviaba ayer al Consejo de Estado. La CNMV deberá someterse a inspección anual que permita descubrir cualquier conducta irregular con la suficiente antelación, y establece que el Banco de España, la Comisión y el Ministerio de Economía establezcan un convenio que fije criterios para homogeneizar las funciones de supervisión, control y sanción. Esto pretende evitar comportamientos divergentes entre los distintos supervisores.

La CNMV elaborará un reglamento interno donde se fijen sus competencias y procedimientos. El ministro de Economía anunció ayer estas medidas en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, aunque apuntó 'que no existe ninguna ley que pueda evitar las actuaciones delictivas'. Rato adelantó también que en la Ley Financiera 'el presidente de la CNMV deberá ser presentado ante la comisión parlamentaria antes de su nombramiento'. En relación muy directa con el caso Gescartera, la ley contempla también que deberán publicarse todas las sanciones cometidas ya sean sean muy graves o graves. Se extienden los requisitos de honorabilidad empresarial y profesional de administradores y directivos a sus apoderados.

La Ley Financiera contempla otros aspectos destacables:

- Tres defensores. La ley crea la figura del Defensor del Ahorrador, Defensor del Inversor y Defensor del Asegurado, que se integrarán en los actuales Servicios de Reclamaciones del Banco de España, CNMV y Dirección General de Seguros. Además, las entidades financieras están obligadas a crear la figura del Defensor del Cliente.

- 'Pyme'. Las pequeñas y medianas empresas que prestan servicios o suministros a las administraciones se podrán financiar cediendo a las entidades de crédito sus cuentas de clientes frente a las administraciones.

- Dinero electrónico. El dinero electrónico será el medio de pago definitivo para el desarrollo del comercio electrónico. Creación de las entidades de dinero electrónico. El Ministerio de Economía regulará esta contratación de servicios financieros.

- Capital riesgo. Las entidades de capital riesgo podrán mantener en su activo acciones de empresas que no cotizaban en el momento de su adquisición y que posteriormente han pasado a negociarse en alguna Bolsa sin perder las bonificaciones fiscales. También podrán invertir en sociedades de su grupo.

- Alianzas entre mercados. Se establece un procedimiento más ágil para permitir alianzas de mercados españoles con los extranjeros. Se abre un proceso de desmutualización en el accionariado de los mercados.

- Información privilegiada. La ley reforzará la legislación sobre información privilegiada y la manipulación de precios. También desarrolla de forma detallada la información relevante que es obligado comunicar al mercado.

- Más garantías. Los supervisores podrán exigir a las entidades que ofrezcan a sus clientes las suficientes garantías técnicas y operativas. En caso contrario se fijan sanciones específicas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de noviembre de 2001