Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Consell y patronal aplauden el acuerdo entre las cajas pero oposición y sindicatos alertan de la politización

El Consell y la patronal autonómica aplaudieron ayer el acuerdo entre la CAM y Bancaixa, mientras que la oposición parlamentaria y los sindicatos alertaron de los riesgos que implica la politización de las entidades de crédito. El vicepresidente primero del Gobierno valenciano, José Luis Olivas, calificó de 'estratégico' el acuerdo y aseguró que el consejo de administración de Bancaixa -tras asumir el PP el pasado miércoles toda la representación del cupo de la Generalitat en esta entidad- respetará el equilibrio político. El consejero de Economía, Vicente Rambla, afirmó que la nueva corporación financiera es fruto del acercamiento que las entidades han realizado 'a lo largo de los últimos meses'.

Rafael Ferrando, el presidente de la patronal autonómica Cierval, calificó el anuncio de constituir una corporación de 'muy positivo'. Ferrando, que fue elegido el miércoles en la lista del PP como miembro de la asamblea de Bancaixa y que tendrá, con toda seguridad, un cargo de responsabilidad, argumentó que el acuerdo pondrá de manifiesto 'qué elementos son convergentes en dos cajas que tienen culturas diferentes'.

Frente a la satisfacción de gobierno y patronal, el secretario general del PSPV, Joan Ignasi Pla, advirtió que 'el golpe de mano del PP afecta a la estabilidad del sistema financiero valenciano' y enmascara la falta de política de Eduardo Zaplana respecto a las entidades financieras valencianas. 'La corporación nace para ocultar el golpe de mano y es sólo virtual', sentenció Pla. El portavoz adjunto de Esquerra Unida en las Cortes Valencianas, Joan Antoni Oltra, explicó: 'Todo apunta a que van a reactivar la fusión, digan lo que digan, para que las cajas puedan servir mejor a los intereses del PP y de Zaplana'.

El secretario general de CCOO del País Valenciano, Joan Sifre, expresó su acumulación por la posible 'acumulación de riesgos que implicaría una fusión entre las dos cajas'. Su homólogo en UGT, Rafael Recuenco acusó al PP de no alejar a las cajas de los vaivenes políticos y de politizar las entidades financieras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de noviembre de 2001