El Puerto de Valencia arrienda a la Caja de Castilla-La Mancha una terminal para cereales

Los estibadores secundan mayoritariamente el día de huelga convocado a nivel estatal

El consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Valencia acordó ayer arrendar la explotación de la terminal de cereales a la mercantil Temagra, participada en un 49% por la Caja de Castilla-La Mancha y en un 51% por la Société Generale de Surveillance. Con esta concesión el Puerto de Valencia se convertirá en la puerta de salida cada año de alrededor de 1,5 millones de toneladas de cereales, según los responsables portuarios valencianos. También ayer, los 700 estibadores del puerto secundaron la huelga a nivel estatal. La jornada transcurrió sin incidentes.

La previsión realizada por Rafael del Moral, presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia, supone que cada año saldrán del puerto cerca de un millón y medio de toneladas de cereales, aunque puntualizó que la cifra estará en función de la cosecha. Esta cantidad es importante si se tiene en cuenta que entre enero y agosto el puerto movió casi 21 millones de toneladas. Ésta es la primera operación de este tipo en el puerto en la que participa una caja de ahorros. Caja Castilla-La Mancha invertirá 1.400 millones de pesetas en la operación. El presidente de la Autoridad Portuaria aseguró que una de las líneas de actuación se dirige a potenciar la zona de influencia de Madrid, además de emprender proyectos con Castilla-La Mancha y Aragón.

Del Moral también explicó que la Autoridad Portuaria está elaborando un plan estratégico para potenciar su imagen internacional. Para ello, se constituirá un consejo específico en el que estarán presentes la Cámara de Comercio, la patronal de Valencia (CEV) y Puertos del Estado. La Autoridad Portuaria también intenta que la Generalitat y el Ayuntamiento se involucren.

El consejo de administración del puerto aprobó la inversión para 2002 estimada en 7.612 millones de pesetas. Una cifra que elevará hasta 11.291 millones en 2003 y a 11.593 en 2004. El Puerto de Valencia espera alcanzar este año una cifra de negocio de 10.760 millones, un 4,2% más que en 2000. En el capítulo de ingresos, el año próximo prevé obtener 11.195 millones, 11.551 en 2003, 11.730 en 2004 y 11.987 en 2005. Del Moral, asimismo, explicó que la situación internacional no ha afectado al tráfico marítimo y recordó que hasta finales de septiembre éste creció un 10%. Datos que completó Puertos del Estado al indicar que el tráfico de mercancías en el puerto valenciano creció un 9,7% hasta agosto, más de siete puntos por encima de la media estatal. El de Valencia fue el segundo puerto español en volumen de mercancías manejadas (con 15,7 millones de toneladas) y en tráfico de contenedores (1,1 millones), sólo por detrás de Bahía de Algeciras.

Y mientras la Autoridad Portuaria informaba de estos acuerdos, en las instalaciones prácticamente todos los estibadores del Puerto de Valencia, unos 700, secundaban la jornada de huelga a nivel estatal. Una movilización con la que protestan por una propuesta de la Directiva de la Comisión de Transportes de la Unión Europea que consideran que implica 'la desaparición' de sus 'derechos históricos'. Los estibadores de los puertos de Gandia, Sagunto y Castellón también secundaron la huelga. En Valencia se dejaron de cargar o descargar alrededor de 2.000 contenedores, y unos 15 barcos quedaron atracados sin poder mover su carga. Los estibadores sólo acudieron a descargar 16 camiones con mercancías perecederas que transportaba un barco de pasajeros procedente de Baleares. La jornada transcurrió sin incidentes.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS