Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Baxter declara que es 'habitual' distribuir filtros reparados

Es 'habitual y común' que los filtros de hemodiálisis en los que se detectan fugas sean sometidos a un proceso de sellado y se devuelvan al mercado tras pasar nuevos controles de calidad. Así lo apuntó ayer Alfonso Trallero, abogado de la empresa de productos sanitarios Baxter, tras la declaración de Nieves García, delegada de ventas de la firma. García se presentó como imputada ante el Juzgado de Instrucción número 7 de Valencia que investiga la muerte de seis pacientes renales tras una sesión de hemodiálisis entre los días 21 y 29 de agosto en la Clínica Virgen del Consuel, todos ellos tratados con filtros dializadores de la empresa.

Trallero admitió que a los filtros del lote que se empleó en los fallecidos se les detectaron fugas en un primer control y que, tras ser sellados y analizados, se comercializaron. El letrado dijo que esta práctica 'no es algo excepcional' y sostuvo que no hay relación entre muertes y filtros.

La delegada de ventas de Baxter señaló ante la juez que el día 29, fecha en la que fallecieron tres enfermos en una misma sesión de hemodiálisis, acudió a la clínica 'porque se lo dijeron' en la empresa, según apuntaron fuentes judiciales. De acuerdo con las indicaciones de Baxter, recogió dializadores para su posterior análisis que fueron devueltos a Sanidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 30 de octubre de 2001