Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL

Plante en Chelsea

Seis jugadores, entre ellos Ferrer y Petit, se niegan a viajar a Israel en la segunda ronda de la Copa UEFA porque no se fían de la seguridad

Seis jugadores del Chelsea inglés se han acogido a la posibilidad que les había ofrecido el club de no viajar a Israel dada la delicada situación política internacional y la posibilidad de que haya atentados. Los ex barcelonistas Albert Ferrer y Emmanuel Petit, además de Marcel Desailly, Eidur Gudjohnsen, Graeme Le Saux y William Gallas no han cogido el vuelo que esta mañana ha partido de Heathrow con destino a Tel Aviv, donde el Chelsea se enfrentará hoy al Hapoel en partido de la Copa de la UEFA. La tensión es enorme en Israel tras el asesinato, ayer, de un ministro radical del Gobierno judío.

El club londinense no sancionará a los jugadores porque había dado libertad a la plantilla para que decidiera cada uno de ellos si viajaba o no. El Chelsea les había dado garantías de seguridad después de que la UEFA considerara que no había peligro y que el partido debe jugarse. Días atrás se suspendió el Israel-Austria de las eliminatorias del Mundial debido a la caída en el Mar Negro de un avión que había despegado de Tel Aviv. Tras aclararse que la tragedia se debió a un error del ejército de Ucrania y no a un atentado, la UEFA decidió mantener el partido Hapoel-Chelsea.

'No estamos decepcionados por la decisión tomada por ese grupo de jugadores y no tomaremos medidas disciplinarias contra ellos; algunos están bajo presiones familiares', declaró ayer el manager del Chelsea, Colin Hutchinson. 'Estamos encantados de que otros jugadores hayan respondido', aseguró. 'Comprendo los temores de los jugadores pero soy un hombre positivo, el Chelsea tiene unos cuantos buenos jugadores y estoy seguro de que vamos a formar un buen equipo y jugar un buen partido', afirmó el entrenador, el argentino Claudio Ranieri.

Seguramente la ausencia más notable es la del francés Petit, que la víspera había declarado lo siguiente al diario The Mirror: 'El club ha tomado la decisión de que debemos hacer el viaje a Israel. Yo apoyo esa decisión y ahora quiero concentrarme en el fútbol y clasificarnos para la siguiente ronda'. Luego cambió de opinión.

Si el Chelsea hubiera optado por no viajar se arriesgaba a ser sancionado por la UEFA, que teme que si los clubes dejan de ir a Israel por razones de seguridad acabarán por no ir tampoco a otros países como Rusia o Turquía. La crisis internacional ha provocado la suspensión de varios torneos deportivos internacionales, como la Copa Ryder y la Copa Presidente de golf, el torneo de dobles de tenis de la ATP que se iba a jugar en India o el casi ultimado acuerdo para que Evander Holyfield y John Ruiz se jugaran la corona mundial de los pesos pesados de boxeo en China.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de octubre de 2001