General Elèctrica anuncia su disolución por 'ahogo presupuestario'

El colectivo de creadores nació en 1996

General Elèctrica, el grupo de creadores en teatro y danza que ha dado espectáculos como Trilogia 70, anunció ayer que se disuelve por 'ahogo presupuestario' y por la falta de un 'apoyo decidido por parte de las instituciones'. El colectivo, fundado por Roger Bernat y Tomàs Aragay en 1996, explica en una carta de despedida que la precariedad económica y 'el desgaste' de cinco años de 'aventura en común' han provocado que 'cada uno de los miembros del colectivo enfoque su futura vida profesional por separado'.

General Elèctrica no ha sido nunca una compañía de teatro al uso. De hecho, bajo su manto se había reunido un conjunto de creadores en diversas disciplinas -fundamentalmente teatro y danza contemporáneos- que realizaban sus proyectos de forma independiente, siempre con la premisa de la contaminación entre géneros: 'Lo que pedíamos no era tanto dinero para hacer producciones, porque nunca hemos querido hacer grandes espectáculos ni convertirnos en patums de la cultura catalana, sino para hacer un centro de creación', explicó ayer Roger Bernat. 'Pero parece que a las instituciones, a las que no les tiembla el pulso para firmar proyectos de miles de millones de pesetas, dejan que los proyectos más modestos tengan que sobrevivir en el ámbito del underground', añadió.

En el último año, en que han invertido seis millones de pesetas en un local de alquiler en el barrio del Raval de Barcelona, han impulsado también residencias, clases y talleres. Su instalación en este local tiene mucho que ver con la decisión que hicieron pública ayer: 'Nos hemos encontrado con que estábamos haciendo un agujero que nos podía arrastrar a nosotros. Esta precariedad nos ha llevado a una situación insostenible', explicó Bernat.

Del TNC a Conservas

Roger Bernat cifra en unos 10 millones de pesetas anuales las necesidades de General Elèctrica en el capítulo de infraestructuras. Durante 2001, al margen de las aportaciones públicas para acometer producciones (Que algú em tapi la boca en el TNC, por ejemplo), que han sumado 25,2 milllones de pesetas, las subvenciones de las instituciones para infraestructura del colectivo han sido de 4,4 millones de pesetas: dos millones del Instituto de Cultura de Barcelona y 2,4 millones de la Generalitat.

De General Elèctrica han surgido montajes como Joventut Europea, Flors y Que algú em tapi la boca, las tres obras que han formado la Trilogia 70, de Roger Bernat, que se representaron reunidas en la pasada edición del festival Grec; Paradise, de Tomàs Aragay; Americana, de Sònia Gómez; Laboratorio de solos, de Andrés Waksman; La reina de la nieve, de Sofía Asencio e Iva Horvat, y un largo etcétera de obras representadas en salas que van desde el Teatre Nacional de Catalunya (TNC) hasta un local más allá del circuito alternativo como Conservas.

En estos seis años de actividad, el grupo ha realizado una veintena de espectáculos, en los que se han implicado más de 200 personas. El colectivo ha conseguido hacerse con un público fiel, cada vez menos minoritario, y con el respeto generalizado de la crítica. En 1997 obtuvieron el Premio Especial de la Crítica por 10.000 kg, de Roger Bernat, y en 1998, el Premio de la Crítica al mejor texto dramático por Comfort domèstic, también de Bernat. Asimismo, los montajes Cruza cuando el hombrecito esté en verde y John Kovach, de Aragay, merecieron el primer premio del Certamen Coreográfico de Madrid en 1997 y un premio en los Encuentros Internacionales de Saint-Denis (Francia) en 1999, respectivamente. En marzo de 2001 el colectivo entró en la red europea Junge Hunde, que cuenta con el apoyo de la Unión Europea y que había hermanado a General Elèctrica con teatros como el Kampnagel de Hamburgo, el CRT de Milán y el Parc de la Villette de París.

'Hemos pecado de valientes y de inconscientes', concluía ayer Bernat. 'Pero si no lo hubiéramos sido, nunca habríamos existido. Siempre nos hemos sentido muy cercanos a los ambientes underground, pero si no tienes viabilidad económica no puedes tener independencia para trabajar'.

Roger Bernat (con gafas), Tomàs Aragay y Mònica Arús, tres de los miembros de General Elèctrica.
Roger Bernat (con gafas), Tomàs Aragay y Mònica Arús, tres de los miembros de General Elèctrica.MANOLO S. URBANO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS